Destituyeron de su cargo a la delegada regional de los programas de Bienestar en HuauchinangoLizeth Aguirre Ortíz, luego de que se registrara una manifestación el pasado 3 de octubre, en donde cientos de personas irrumpieron el mitin del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, acusando irregularidades en la entrega de apoyos por el paso del huracán Grace.

Los manifestantes provenientes de los distintos municipios de la Sierra Norte de Puebla, ingresaron por la fuerza al recinto ferial de Huauchinango, donde AMLO encabezaba una reunión de supervisión de avances en la entrega de apoyos a afectados por el huracán Grace.

La exfuncionaria federal fue sustituida por Arturo Espíndola Martínez, luego de que la señalaran por el mal manejo de apoyos sociales, en donde admitió que resultaron beneficiados muchos de los familiares de los Servidores de la Nación.

“Nosotros trabajamos con un censo y desafortunadamente no logramos llegar a todos los hogares, pero se atendió a las personas más necesitadas”.

Aunque, los damnificados por el huracán Grace, también indicaron que la delegada favoreció a sus propios familiares y amigos con los recursos para la reconstrucción de casas y retribución a los daños agrícolas destinados para los afectados, los cuales iban desde 3 mil quinientos hasta 42 mil pesos.

Cabe destacar que, Lizeth Aguirre Ortíz ya había sido acusada por actos de corrupción en otros programas, como el de “La Escuela es Nuestra”, donde integrantes del Comité Escolar de Administración Participativa (CEAP) de una primaria del municipio de Venustiano Carranza, se quejaron por un apoyo que les fue retirado, aunque este ya había sido aprobado para el beneficio de la institución.

A todo esto, se sumó el reciente asalto al Banco del Bienestar (Bansefi), cuyo botín se calcula en 7 millones de pesos, el cual se especula que pudo haber sido un robo planeado por personal del lugar.