El ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa y el dirigente nacional de Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza llegaron a la toma de protesta de Eduardo Rivera Pérez para el periodo 2021-2024 al frente del Ayuntamiento de Puebla.

Ambos respaldaron a Rivera Pérez y confiaron en que recuperará los "tres años perdidos" que dejó la administración morenista de Claudia Rivera Vivanco.

"Haremos un contraste con lo que fueron los pésimos gobiernos que acaban de concluir." expresó Marko Cortés.

Calderón Hinojosa consideró que esta gestión se enfrentará a un gran reto para trabajar por una de las ciudades más importantes del país.

"Votaron (los poblanos) por un cambio y esta es una tendencia creciente muy importante que habrá que fortalecer con buenos gobiernos, como estoy seguro que hará Eduardo Rivera, y también buena organización de los ciudadanos" comentó el ex presidente panista.

Para Felipe Calderón, el presidente municipal deberá impulsar la unidad entre la militancia y trabajar organizadamente para mantener la fuerza del blanquiazul en la entidad rumbo al proceso electoral de 2024.

Los panistas evitaron hacer mención de la relación que mantiene el mandatario local de Morena, Miguel Barbosa Huerta con Eduardo Rivera.

Al respecto, la diputada federal de la capital poblana, Ana Teresa Aranda Orozco consideró que la relación entre Barbosa Huerta y Rivera Pérez será eficiente para mejorar la administración y las condiciones de la capital poblana.

"Yo creo que ellos van a construir. Me da mucho gusto que el gobernador quiera construir para la ciudad de Puebla y ojalá siga con esa disposición, esperemos que sí"

Aunque el PAN representa una fuerza de oposición para el partido en el poder, la legisladora federal consideró que este trabajo coordinado no pondrá en riesgo al partido para el próximo proceso electoral.

Genoveva Huerta no respaldó toma de protesta

A la sesión de Cabildo para la toma de protesta de Rivera Pérez, que se celebró en el Centro Expositor, en la zona de los Fuertes de Loreto, no asistió la dirigente estatal del PAN Genoveva Huerta Villegas.

La líder del blanquiazul que ahora busca su reelección al frente de la militancia, le exigió al panista reservar el 25% de los lugares en su gabinete y en los puestos del ayuntamiento, lo que tensó la relación entre ambos.  .