Un juez de control ordenó la liberación del policía estatal que el sábado fue detenido luego de que su hijo de 6 años de edad se disparó en la cabeza con el arma de cargo de su padre.

Fuentes oficiales informaron que en la audiencia de la carpeta administrativa 2994/2021/PUEBLA, el juez Javier Vázquez Fernández aceptó la solicitud de suspender el procedimiento para llegar a un acuerdo reparatorio entre el detenido y la parte agraviada.

La Fiscalía General del Estado (FGE) estableció como víctima a la esposa, por lo que se buscó que el oficial Miguel Ángel G. V. no fuera a prisión por la muerte de su hijo, fijando así un plazo de 30 días para llegar a una solución alterna.

El delito que se le imputó a Miguel Ángel fue el de homicidio culposo por omisión, mismo que permite la suspensión condicional del proceso y no amerita la prisión preventiva como medida cautelar.

Los hechos ocurrieron el sábado por la noche, cuando el oficial Miguel Ángel G. llegó a su domicilio en la colonia San Cristóbal Tulcingo, de la ciudad de Puebla, pero cuando se cambiaba el uniforme su hijo de 6 años tomó el arma de cargo y se disparó en la cabeza.

El policía fue detenido mientras que su hijo fue trasladado al Hospital del Issstep, donde murió al día siguiente.