La poca o nula mediación por parte de gobierno municipal de Atlixco, entre los dueños de la empresa empacadora de legumbres Leonali y los vecinos de la comunidad El León, provocó un enfrentamiento entre las partes en el que se involucraron los trabajadores de la compañía para defender los intereses de la familia Correa Artasanchez.

Los inconformes acusaron que la empacadora se apropió de un camino que les pertenece a ellos, además de algunas hectáreas donde cultivan.

Cerca de las seis de la mañana los vecinos bloquearon el acceso a la comunidad de manera pacífica, con el fin de que las autoridades solucionaran el conflicto en el que por décadas han permitido que la familia antes mencionada se apropie de predios y lugares de uso público dentro de la comunidad.

La más reciente reunión en la Secretaría de Gobernación, fue la que llevó a los vecinos a tomar la decisión de implementar el mismo tipo de acciones que lo dueños de Leonali impusieron contra ellos, bloquear el paso, para que sus camiones no puedan acceder por ningún punto de la comunidad igual que los vecinos no pueden transitar por el camino en disputa y que generó todo el conflicto.

Cerca de las 8:30 de la mañana los trabajadores se encontraban cargando un camión con legumbres, pero al impedirles salir con el tractor, el chofer del vehículo lo puso en marcha mientras otros de sus compañeros desde los campos de siembra les lanzaron piedras a los manifestantes, quienes respondieron de la misma forma.

“La cosa era pacífica, sin embargo, nos agredieron y nosotros pues tenemos que responder, pero aun así no los agredimos”, comentaron vecinos a los medios de comunicación presentes. Después de esto quedaron regadas sobre la vía principal de acceso, las legumbres, debido a que el tractor se arrancó para meterlo al terreno de la propiedad de Leonali y hubo daños a vehículos de terceros.

Después de esto se presentó en el lugar un representante de gobernación, con el objetivo de intentar mediar en conflicto, les solicitaba que formarán una comisión, a lo que los vecinos se negaron, debido a que nos es la primera vez que se realiza una plática con el grito “queremos nuestra calle”.

Además solicitaron la presencia del dueño de la empresa: “Que dé la cara, ya mandó a sus trabajadores a agredirnos, con machetes y todo, ahora que dé la cara, llevamos años con este conflicto, ya le permitimos quedarse con algunas partes de pueblo pero hasta aquí llegó, el pueblo es nuestro lo hicieron nuestros abuelos como trabajadores de la fábrica, entre ellos mismos se vendieron las propiedades para no ser embargados porque saben que tiene las de perder, queremos nuestro pueblo, queremos nuestra calles”, gritaban ante el enviado de gobernación, el director de Seguridad Pública municipal y el enlace por parte del gobierno municipal.

Esta lucha se da precisamente a unas horas de que Guillermo Velázquez rinda su tercer y último informe de gobierno, en medio de la polémica y el descontento de los habitantes de Atlixco.

Más de 10 horas duró conflicto en la colonia el León

Cerca de las 15 horas se dio por terminada la negociación entre vecinos, integrantes de la familia Correa Artasanchez y representantes de Gobernación

Además de los temas que se venían trabajando incluyeron la declaración del alcalde Guillermo Velázquez Gutiérrez, quien, durante la sesión de Cabildo de esta mañana al ser informado de la manifestación, señaló de viva voz que se levantaría una denuncia penal contra el inspector de la colonia El León, Juan Martínez "por alborotar a los vecinos".

El fragmento de esta declaración se volvió viral durante las siguientes horas al grado de que el área de comunicación social del gobierno de Atlixco decidió eliminar la sesión completa de Cabildo de la página oficial del Ayuntamiento en redes sociales.

Esto debido a que aparentemente el alcalde no se percató de que estaba al aire al hacer este comentario, hasta que alguien del equipo le dice que está transmitiendo en vivo y de inmediato el regidor de gobernación Rogelio Flores Mejía comenta que ese tema lo traten aparte.

La minuta de acuerdo, como acto de buena fe quedó de la siguiente manera. Por parte de los dueños de Leonali, Jose Luis Correa Artasaanchez, se comprometió a retirar hoy mismo las piedras de la avenida Revolución y que durante la semana se retirarían las del antiguo camino para dejar libre el tránsito.

Horas más tarde el representante de Gobernación de apellido Tecanguey Tepoz informó que el alcalde dio marcha atrás a la declaración sobre levantar una denuncia contra el inspector auxiliar.

Finalmente, esta minuta servirá para dar tiempo a que el gobierno actual de Guillermo Velázquez termine y pueda atender el caso la alcaldesa Ariadna Ayala quien ya había tenido un acercamiento con los colonos, pero debido a no estar facultada legalmente aún no pudo intervenir para solucionar el conflicto.