Tras el cese de las lluvias en Puebla la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que la presa Manuel Ávila Camacho, conocida como Valsequillo, ya no representa ningún riesgo para la población.

En un comunicado el organismo nacional enfatizó cuatro puntos importantes para precisar que:

La presa está diseñada para que los volúmenes de agua excedente salgan por medio de un vertedor libre y se conduzcan por un canal revestido de concreto, hasta incorporarse al cauce natural del río Atoyac.

El flujo de agua que llega al río Atoyac continúa su trayecto por una barranca que tiene profundidades que van de los 30 a los 60 metros.

Hasta el momento, los vertidos no causan riesgo de inundación a poblaciones aguas abajo.

La presa es monitoreada todos los días por personal de la Dirección Local de Conagua en el estado.

Por lo anterior la Conagua se dijo comprometida a proteger a la población mediante acciones de prevención ante los fenómenos hidrometeorológicos que pudieran registrarse en lo que resta de la actual temporada de lluvias.