El jabón Zote es muy conocido y es de los más populares en el mercado de los jabones; pero llama la atención que es un producto que no paga publicidad.

La Fábrica de Jabón La Corona es una muestra de una empresa exitosa que necesidad de aparecer en televisión se mantiene en el gusto de los consumidores.

La empresa fue inaugurada en 1920 por Esteban González y desde 1950 su hijo, Antonio González, es el Director General.

Otro de los productos estrellas de esta empresa es el jabón Roma, que pese al paso de los años sigue siendo un producto que se usa en los hogares.

La empresa es considerada una de las plantas elaboradoras de jabón más grandes del mundo. La marca tiene más de 3 mil trabajadores y su planta está localizada en Xalostoc, Ecatepec de Morelos, Estado de México.

“Somos una empresa mexicana fundada en 1920, que ofrece productos de consumo de la más alta calidad a precios justos, buscando dar un buen servicio a cada uno de nuestros clientes. Nuestra mejor publicidad es la opinión y experiencia de nuestros consumidores que recomiendan nuestros productos y que desde hace más de 95 años son toda una tradición en el mercado mexicano”, señala el portal web de La Corona.

A 100 años de su fundación, los productos de Fábrica de Jabón La Corona –entre los que figuran los detergentes Roma y Foca, los jabones Zote y Rosa Venus, y el aceite vegetal comestible 1-2-3– se distribuyen en todo México a través de 17 centros de distribución, con una producción anual de alrededor de un millón de toneladas y presencia en más de 37 países como Estados Unidos, Canadá y varios de Centro y Sudamérica y el Caribe, pero también en China, Corea y Ghana, infora Forbes.

“La publicidad es efímera”, dice Jorge Rueda, quien en 2007 era director de ventas de La Corona, una empresa fundada en 1920 en la Ciudad de México, que fabrica las marcas Zote, Foca, La Corona, y el aceite 1-2-3. “Haces algo, y cuando lo dejas de hacer se pierde”, expresó.