El Juez Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil en el Estado de Puebla negó la suspensión definitiva por medio de la cual la Fundación Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) regresaría totalmente a la familia Jenkins de Landa.

Así lo dio a conocer el nuevo Patronato, actualmente en control del campus de la universidad, que refirió que la resolución determina que puede seguir ejerciendo sus funciones en la institución.

En un comunicado, el nuevo Patronato indicó que la resolución fue emitida este miércoles  22 de septiembre, aunque no compartió el fundamento legal ni el número de expediente respectivos.

El pasado 28 de abril pasado, en sesión extraordinaria, la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, removió a la familia Jenkins de su encargo como patronos de la Fundación UDLAP, y designó a un Patronato sustituto, encabezado por  Horacio Magaña.

El Patronato sustituto tomó posesión de las instalaciones un mes después, el 29 de junio, a través de un operativo a cargo de policías estatales.

La familia Jenkins y el entonces rector Luis Ernesto Derbez Bautista promovieron un amparo tratando de echar abajo esa decisión y recuperar el control de la casa de estudios.

El 15 de julio ganaron un juicio para recuperar la UDLAP, pero sólo obtuvieron acceso a las cuentas bancarias pero no al control físico de la institución.

Según el nuevo Patronato, el juez que conoce del juicio de amparo consideró –el pasado 22 de septiembre- que la remoción del patronato y la designación de sustitutos, “obedece a una finalidad de interés público”, debido a que se están investigando presuntos desvíos millonarios que están relacionados con Derbez y la familia Jenkins de Landa.

Según lo anterior, “permitir que asuman nuevamente el control de la Fundación y la Universidad, pone en riesgo a la sociedad y especialmente al alumnado de la UDLAP”, asegura el comunicado.