Académicos, estudiantes y padres de familia reprobaron que las instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) estén por cumplir 3 meses “secuestradas” y en posesión del nuevo patronato, por lo que anunciaron acciones de protesta para manifestar su inconformidad.

En el webinar “Protesta social contra la represión”, la comunidad universitaria expuso sus inquietudes por el cierre del campus, luego de que fue tomado por policías estatales el 29 de junio.

Desde ahí propusieron crear protestas pacíficas e innovadoras, que no solo sirvan de reflexión del conflicto, sino que regresen a las actividades presenciales en el campus de San Andrés Cholula.

Claudia Barona Castañeda, la académica y doctora en Filosofía y Letras, comentó que las nuevas tecnologías pueden ser una herramienta para manifestarse ante las limitaciones que ha puesto la pandemia.

En la sesión de preguntas, los alumnos manifestaron su interés por la apertura del campus y reprobaron que un grupo la tenga secuestrada, incluso escribieron comentarios como: “Odiando a ARP”, en alusión al rector interino del nuevo patronato Armando Ríos Piter.

Ana Cristina Aguirre Calleja, profesora de Psicología de la UDLAP, destacó que es importante que la población se mantenga informada, evitar las fake news y buscar los canales institucionales sobre el retorno a las clases presenciales.

“Somos partes de la misma universidad y todos vamos a regresar. Se debe de cuidar la información a quien le creen o no. Se deben de comunicar por las vías correctas, ver quien opera de una forma u otra”, comentó

La docente pidió no generar confrontaciones por pertenecer a un grupo, sino crear consensos para una solución.

Mientras los padres de familia comentaron que se ha creado una comunidad y comunicación para aclarar sus dudas, apoyar a la comunidad universitaria, aunque algunos de ellos han desertado.

“Es muy lamentable lo que está pasando, vemos como algunos padres han renunciado y les decimos que no renuncien porque es una forma que busca el gobierno de debilitar a la universidad. Para nosotros no es que nos abran el campus, es que no los regresen”, refirió un tutor.

Además de que lamentaron que el gobierno de Miguel Barbosa no escuche a los estudiantes y sus padres, por lo que seguirán las protestas.