María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), señaló que a raíz de la denuncia contra 31 ex trabajadores del Consejo y del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) sea desatado una ola concertada de desinformación en medios y redes sociales.

A través de un comunicado y a nombre del Conacyt, la directora expresó su total rechazo a los ataques al Consejo cuyo objetivo –añadió- es crear confusión, polarizar y generar incertidumbre o temor en la comunidad científica.

Dijo que, contrario a lo que se dice en esa campaña de desinformación, el “Conacyt de la Cuarta Transformación” beneficia cada año a más de 130 mil jóvenes becarios e investigadores, pues en la administración actual se ha ejercido un apoyo histórico con más de dos mil millones de pesos destinados a la ciencia.

Recordó que en 2019, el Conacyt mantuvo un proceso de diálogo con la asociación civil privada FCCyT, que exigía al Consejo recursos anuales por 50 millones de pesos. Acorde a los principios de austeridad del gobierno federal, el Conacyt ofreció apoyar a esta asociación pero el apoyo fue rechazado por la asociación que interpuso un recurso de amparo y judicializó el caso.

Durante el proceso judicial y defensa del Conacyt, se evidenciaron irregularidades ejecutadas a través de asignaciones directas millonarias a favor de la FCCyT, desde distintos fideicomisos del Conacyt.

600 catedráticos se solidarizan

Más de 600 catedráticos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Cinvestav, la Universidad Iberoamericana (Ibero) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), se expresaron contra las acciones emprendidas por el Conacyt y la FGR, a la que le exigieron atender la sentencia de la Suprema Corte de Justicia.

A través de una carta que fue firmada por 614 catedráticos de diferentes institutos, facultades y sedes de la UNAM, se señala que las 31 personas fueron acusadas de supuestos delitos de ``Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita” y ``Delincuencia Organizada”.

A través de redes sociales integrantes de la comunidad científica también criticaron cómo el Conacyt cambió el reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SNIsin consultar a sus más de 30 mil miembros así como la situación  por la que atraviesan los beneficiarios del programa Cátedras Conacyt debido a los cambios de su reglamento.