A través del Centro de Convivencia Familiar, en sesiones virtuales supervisadas que permiten mantener el vínculo afectivo entre madres, padres, niñas, niños y adolescentes involucrados en procesos judiciales, el Poder Judicial del Estado de Puebla ha garantizado el interés superior de la niñez.

A un año de iniciar operaciones, el Centro de Convivencia Familiar del Poder Judicial, se ha consolidado como un espacio neutral que favorece los derechos fundamentales de niñas, niños y adolescentes, protegiendo su integridad física y emocional, señala un comunicado de prensa.

Agrega que entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, se han realizado por ordenamiento de autoridades jurisdiccionales, 3 mil 597 sesiones virtuales dentro de procesos en los que se decretó régimen de guarda y custodia, visita y convivencias supervisadas.

 De esta forma, madres y padres han podido convivir con los menores a través de dispositivos electrónicos, mediante llamadas, video-llamadas y video-conferencias, con apoyo de personal de psicología.

 También se han realizado 693 estudios socioeconómicos que permiten conocer las condiciones sociales y circunstancias particulares de la familia cuando se requiere información específica en determinados juicios, particularmente los relacionados con Alimentos, Guarda y Custodia, Visita y Convivencia, entre otros.

 En el mismo periodo, se hicieron 691 valoraciones psicológicas para evaluar las capacidades de las personas en determinadas áreas a nivel individual y familiar.

 Además, se han llevado a cabo 652 asistencias a niñas, niños y  adolescentes que requieren acompañamiento, soporte y contención durante alguna diligencia, privilegiando en todo momento su derecho a ser escuchado.