El pasado martes durante el primer careo entre los boxeadores Saúl Álvarez y Caleb Plant ocurrió una inesperada situación que llevó a ambos pugilistas a los golpes arriba del escenario, situación que se habría desatado debido a que, supuestamente, el estadounidense ofendió a la madre del mexicano. Este acalorado momento se dio como antesala de su pelea del próximo 6 de noviembre, aunque el propio Plant aclaró la situación y refutó la versión de “Canelo”.

Caleb utilizó sus redes sociales para negar públicamente cualquier insulto hacia la madre de su rival, tal como éste lo aseguró, pues el mexicano justificó haber empujado a Plant debido a que le habría “mentado la madre”; sin embargo, Plant explicó que él sufrió la muerte de su madre hace algunos años y que precisamente por ello no insultaría a un personaje así.

"Mi madre fue asesinada a tiros por la policía hace dos años. ¿Por qué iba a traer a la madre de alguien e incluso si no me importara un carajo, por qué abriría esa puerta solo para alguien, me diría: 'tu mamá no fue asesinada a tiros por la policía?'", escribió Plant, quien insistió que fue una mentira lo dicho por el “Canelo” Álvarez.

"De ninguna manera ustedes crean esa mierda... la verdad es que está enojado porque tiene a alguien frente a él que no le tiene miedo y no está aquí solo para recoger un cheque y su ego no puede manejarlo", añadió.

 

Con la familia no

Finalmente, Caleb Plant remató con un último mensaje en el cual afirmó que jamás lo escucharán con insultos hacia la familia de un rival, debido a que no es su estilo.

"Nunca me escucharás hablar de la madre, los hijos o la esposa de alguien. Cuando los hombres van a la guerra, dejan a las mujeres y los niños en casa", publicó en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, el de Tennesse fue quien trató de soltar el primer golpe que fue bien esquivado por Álvarez, quien a su vez le propinó un salvaje gancho de izquierda que le dejó un corte debajo del ojo derecho.

Foto: Twitter