A través de sus boletines la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla minimiza los delitos contra las mujeres y publica información que genera morbo, justifica la violencia o replica roles y estereotipos de género, exhibió el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado (CCSJ).

En un informe el CCSJ analizó los boletines emitidos por la FGE para identificar prácticas negativas que vulneran o revictimizan a quienes sufrieron algún delito.

El Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigen), que es un programa del CCSJ, advirtió que la fiscalía minimiza los delitos relacionados con la violencia de género, en los titulares y en el contenido de sus boletines que envía a medios y que estos difunden.

Una de las formas comunes es que no nombra los delitos tal cual se establecen en el Código Penal del estado, y no aborda la información conforme con los protocolos para la investigación de feminicidios o la trata de personas.

En el informe se exhibe que los boletines de la FGE hacen alusión a “golpes”, “agresiones” o “amenazas” en lugar de nombrar los delitos de violencia familiar, lesiones o abuso sexual.

Para este ejercicio se analizaron 352 boletines publicados del 1 de julio al 31 de diciembre del 2020.

Como los medios de comunicación retoman la mayoría de los boletines emitidos sin hacer algún tipo de edición, el observatorio alertó que se replican los errores y prácticas de la FGE sin algún tipo de filtro.

FGE apuesta al morbo

El Ovigem denunció además que la información que difunde la FGE muchas veces se enfoca en generar morbo, justificar la violencia o incluso promover roles y estereotipos de género.

Esto al utilizar frases, datos o palabras irrelevantes o que no abonan al caso, pero que sugieren que algún delito fue provocado por la víctima, o por alguna de sus acciones.

El informe ventila que en el 44 por ciento de los boletines el tratamiento de la información fue negativo o inadecuado, por no nombrar los delitos, incluir expresiones que justifican la violencia, contener detalles que son morbosos o innecesarios, reproducir estereotipos y por hacer alusión a roles de género tradicionales.


Invisibiliza violencia

El Ovigen refirió que, si bien los casos en los que las mujeres aparecen como víctimas (o potenciales víctimas en casos de no localización) abarcan el 45 por ciento de la muestra, solo en el 38 por ciento de los boletines se hizo mención de la violencia contra las mujeres por razones de género.

De los boletines por delitos contra mujeres, el 28 por ciento fueron de violencia familiar; el 24 por ciento por violación y 17 por ciento por feminicidio. En el caso de los hombres, los boletines hicieron referencia a homicidio, robo y delitos contra la salud.

Respecto a los títulos, la organización indicó que el 56 por ciento fueron negativos por minimizar los casos y por ofrecer información ambigua respecto al concepto de “prisión” como una acción emprendida por la FGE, ya que esto solo es facultad del poder Judicial.