Fidel Kuri Grajales, quien es mayormente conocido por ser el exdueño de los Tiburones Rojos del Veracruz, fue detenido este lunes por elementos de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, por presunto fraude.

Los primeros reportes indicaron que el empresario veracruzano fue detenido por el presunto delito de fraude en agravio contra la televisora TV Azteca; todo esto ocurrió cuando hace apenas unos días el expropietario del Veracruz había logrado reabrir un caso en contra de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

De acuerdo con el medio Quadratín de Veracruz, Fidel Kuri tiene un proceso legal con dicha televisora por 120 millones de pesos que le fueron prestados para mantener a los Tiburones Rojos en la Primera División. No obstante, el gobierno de Veracruz se desligó de las versiones que se encuentran en las redes sociales, mientras que la Fiscalía de la Ciudad de México no ha dado hasta ahora un reporte oficial sobre el caso de Fidel Kuri.

Kuri, incluso, fue desafiliado de la Federación Mexicana de Futbol en diciembre del 2019 debido a los adeudos que mantenía tanto con jugadores como con la Liga MX. A partir de ahí el empresario intentó iniciar un proceso legal en contra de Yon de Luisa, presidente de la FMF, y Enrique Bonilla, expresidente de la Liga MX, para recuperar al equipo y su lugar dentro del futbol mexicano.

Hace unas semanas, el gobierno de Veracruz logró retirarle el estadio Luis Pirata Fuente debido a que todavía estaba en posesión de Fidel Kuri, esto debido a una argucia legal, aunque en el puerto ya buscan las vías para que el futbol regrese a esa sede.

Tras su detención, Fidel habría sido trasladado a suelo mexiquense para ser ingresado en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito en Almoloya de Juárez, donde, de acuerdo con Diario Cambio, quedó a disposición de las autoridades judiciales para esperar el estatus de su situación legal.

Foto: Twitter