Nueve civiles armados resultaron abatidos en un enfrentamiento tras una agresión a elementos de la Policía del Estado de Coahuila, cuando estos realizaban un recorrido de supervisión y vigilancia como parte del Operativo Noreste.

Las autoridades además aseguraron dos vehículos, uno con blindaje artesanal, conocido como “monstruo”, así como 10 armas entre ellas una tipo “Barret”.

El Gobierno del Estado de Coahuila informó que los hechos ocurrieron en una brecha en dirección a la carretera Anáhuac-Colombia, alrededor de las 15:15 horas de este jueves 16 de septiembre.

Luego de repeler el ataque, los policías recibieron el apoyo de elementos del Ejército Mexicano, con bases en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, quienes al realizar un recorrido de reconocimiento dieron alcance al grupo de agresores, quienes al sentir su presencia los enfrentaron y fueron abatidos.

En el operativo participaron además fuerzas estatales de las bases de operaciones de los municipios de Hidalgo y Guerrero, Coahuila.      

Después del enfrentamiento se llevó a cabo un operativo de búsqueda coordinado para dar con el resto de los agresores, según una nota del diario El Universal.