Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de Cuba, llegó a México antes de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y presenció el desfile conmemorativo de la Independencia de México, en donde destacó la relación y el apoyo del gobierno mexicano respecto a los recientes problemas que ha enfrentado la isla.

El mandatario fue recibido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, y Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.

Posteriormente el mandatario cubano en compañía de su esposa Lis Cuesta Peraza arribó a la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, para encontrarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador  y  dar un discurso previo al desfile militar por los 211 años de la Independencia.

Díaz-Canel comenzó su discurso agradeciendo a López Obrador por la oportunidad brindada, y expresó que era un gran honor participar en las celebraciones y poder agradecer y expresar las emociones de su pueblo.

Asimismo, exaltó los lazos históricos entre ambas naciones y resaltó la participación que han tenido varios de sus compatriotas en la historia de las luchas de México, evocando en su discurso a José Martí.

Por otra parte, recordó la solidaridad de México con Cuba en su lucha por la independencia, pues fue este el que manifestó sus simpatías por la independencia y libertad de la Isla.

“Entre todos los hermanos que nos dio América, México es uno de los más entrañables e inicia con el deslumbramiento en la literatura ¡Viva México! ¡Viva la amistad entre Cuba y México!” finalizó su discurso.

Cuba atraviesa campaña de manipulación y mentiras

El mandatario cubano señaló que la invitación del gobierno mexicano tiene un valor mayor en un momento en el que sufren las consecuencias de una guerra multidimensional con un bloqueo de más de 240 medidas en medio de la pandemia.

Señaló que a la par, enfrentan una campaña de odio, manipulación y mentiras en plataformas digitales, la cual desconoce todos los límites éticos. Pero la solidaridad de México con Cuba despertó en su nación una mayor admiración y el agradecimiento más profundo.

Destacó que Cuba recordará siempre sus expresiones de apoyo, el permanente reclamo por el levantamiento del bloqueo y la ayuda recibida en insumos médicos para superar los efectos combinados del acoso económico y la pandemia. Por lo que ayudarán a México siempre que lo necesite.