Luis Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado de Puebla, dijo que es lamentable que rastros y empresas tiren sus desechos a las corrientes de agua, y llamó a los ayuntamientos a trabajar en conjunto con su gobierno para resolver este problema.

Durante su conferencia de prensa matutina, se le preguntó acerca de las denuncias sobre los rastros municipales, específicamente de Atlixco, en donde se están tirando los desechos a las corrientes de agua, a lo que el mandatario mencionó que corresponde a las autoridades municipales verificar que eso no ocurra, aunque su gobierno también tiene que actuar.

Señaló que en Puebla capital hay muchas operadoras de cárnicos que realizan dichas prácticas y  a través del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (SOAPAP) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ya se encuentran detectándolas.

Asimismo, dijo que también debería ser actividad de los ayuntamientos al tratarse de descargas y drenajes, por lo que deben actuar todos, llamando a los ayuntamientos a trabajar en conjunto a su gobierno para resolver el problema.

Finalmente dijo que es un hecho muy lamentable que no sólo hay rastros, sino que también muchas empresas que manejan este tipo de acciones tirando, sangres, grasas, etc. Sin embargo, dijo que ya se están realizando clausuras, correcciones y dando algunos plazos para evitar que sigan descargando ese material contaminante, pues aún faltan plantas de tratamiento para todas esas empresas.