En el arribo de múltiples caravanas migrantes a México hay “mano negra” con la intención de golpear al gobierno del presidente López Obrador, dijo el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra.

El defensor de los derechos humanos de los migrantes dijo que al gobierno de Estados Unidos no le gusta el gobierno de México y “está tratando de usar a los migrantes y emplear, además, grupos como Pueblos Sin Fronteras que siempre los ha acarreado (a los migrantes), para golpear al gobierno de Andrés Manuel (López Obrador)”.

En entrevista radiofónica con Azucena Uresti,, reseñada por el diario El Universal, Solalinde aseveró  que las caravanas no surgen de forma espontánea y dijo que él ha sido testigo desde 2018 de cómo organizaciones en pro de los migrantes han propiciado un acarreo masivo con fines político-electorales para “acarrear a esta gente y estrellarlos en Tijuana” tal y como lo hizo Donald Trump en 2018.

En general, es el sistema estadounidense el que usa el tema migratorio para colocar a México  en una posición difícil, apuntó.

Señaló que organizaciones chicanas, en alianza con centroamericanos, han acarreado a los migrantes a transitar por México para tratar de llegar a Estados Unidos, poniendo a México en complicaciones humanitarias.

No obstante, advirtió que “si (el gobierno mexicano) quiere demostrar que de verdad tiene respeto a los derechos humanos, entonces tiene que cambiar la estrategia y acompañar a los migrantes”, ya que su intención de llegar al norte es legítima y México tendrá que ir respondiendo a los migrantes, pero no masivamente para que Migración les pueda brindar una atención correcta.