A partir de este 3 de septiembre en San José Miahuatlán los trabajadores foráneos, cobradores y comerciantes deberán solicitar permiso para realizar sus actividades diarias al ayuntamiento, además tendrán que presentar su comprobante de vacunación contra covid-19.

El oficio en el que se dio a conocer la nueva disposición expuso que los comerciantes establecidos y ambulantes que provienen de otros lugares podrán llevar a cabo sus ventas, pero estas deberán ser en un comercio establecido, es decir, a aquellos que tienen un lugar para vender sus productos no podrán hacer uso de la acera o la parte de enfrente de su negocio, resaltando que sus actividades tendrán que ser desde el interior.

En lo que respecta a los ambulantes, se estipuló que deberán buscar un local, de lo contrario ya no podrán vender, ni si quiera podrán ir de casa en casa, pues quien sea sorprendido en esta actividad, será llevado ante el Juez de Control y se le aplicará la sanción de acuerdo con el Bando de Policía y Buen Gobierno.

Cabe mencionar, que en este municipio también fueron suspendidas las clases presenciales para evitar que se continúen propagando los casos de covid-19, además de que el cubrebocas es obligatorio y quien no lo porte será acreedor a una sanción, también se cerró el mercado municipal y el parque central.

El propio ayuntamiento reconoció que las medidas son drásticas, sin embargo, son necesarias, pues quieren evitar más casos de covid-19 o que algún poblador se contagie con las nuevas variantes del virus, comentaron.