Entre enero y julio del 2021, en la zona de la Mixteca Poblana, la cual abarca municipios como Izúcar de Matamoros, Chietla, Acatlán de Osorio, Chiautla de Tapia, Tilapa, Tepeojuma, Jolalpan y Tehuitzingo, se registraron un aproximado de 312 delitos contra la vida y la integridad corporal, esto según las estadísticas de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

Los delitos en contra de la vida y la integridad corporal, según la incidencia delictiva del fuero común en el periodo enero – julio 2021, abarcan lo que son; homicidios, lesiones, accidentes de tránsito, feminicidios entre otros.

En los últimos 7 meses, Izúcar y Chietla se registran como los municipios más violentos de la región con 90 y 65 delitos respectivamente, en donde ocurrió estadísticamente un homicidio por semana en Izúcar de Matamoros.

Ya al termino del mes de agosto, en ese municipio se han registrado desde un intento de linchamiento hasta el intento de un feminicidio como el ocurrido el 19 de agosto donde un sujeto intento asfixiar a su madre, todo por hacerse propietario de algunos terrenos.

Los delitos que se concentraban en el triángulo rojo se han extendido a la Mixteca Poblana, pues en la última semana en Chietla se han presentado dos homicidios por arma de fuego en donde la constante fue el ajuste de cuentas.

En el municipio de Chiautla de Tapia, un atroz infanticidio cimbró a la región, cuando un niño de seis años fue asesinado a golpes por su padrastro, el cual también agredió a la madre del menor, cuando esta trataba de defender a su hijo.

El hallazgo de restos mortales también ha sido una constante en la zona de la Mixteca, pues se han encontrado cadáveres abandonados en carreteras, encobijados / embolsados e incluso flotando en el Río Nexapa.

Tan solo el pasado 20 de agosto fue encontrado un cadáver decapitado y envuelto en una bolsa plástica, a la orilla de la carretera Huajuapan de León – Acatlán de Osorio, a la altura del “Microondas” en Zapotitlán Palmas, el cuerpo pertenecía a un hombre viajaba de Oaxaca a Puebla para continuar con sus estudios de medicina.

Lamentablemente y a pesar de las altas cifras delictivas en la región de la Mixteca Poblana, no existe un plan de estrategia para la prevención del delito, por lo que se pronostica que este tipo de crímenes seguirán cometiéndose en la zona.