Puebla pasó a semáforo epidémico rojo por sumar 3 mil 400 contagios de COVID-19 a la semana y por convertirse en el último lugar en vacunación, de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA) federal.

Del 23 de agosto al 5 de septiembre, además de Puebla siete estados permanecerán en rojo, 17 en naranja y siete en amarillo, mientras que solo Chiapas estará en verde.

Los estados en riesgo máximo, además de Puebla, son: Colima, GuerreroHidalgo, Nuevo León, Tabasco y Tamaulipas.

En Puebla, la semana epidemiológica número 31 (del 1 al siete de agosto) registró un aumento del 29.3 por ciento en los casos positivos respecto a la semana anterior, al pasar de 2 mil 688 contagios a 3 mil 477.

Las defunciones incrementaron 22.1 por ciento, al sumar 623 muertes en dicha semana. En el último reporte con fecha del 7 de agosto, la entidad acumulaba 3 mil 438 decesos, mientras que la semana anterior registró 2 mil 815.

Cae Puebla en vacunación

A esto se suma que Puebla ahora es el último lugar en vacunación, ya que solo el 38 por ciento de la población tiene al menos una dosis.

A nivel nacional hay un total de 79 millones 933 mil 762 vacunas suministradas desde el inicio de la Estrategia Nacional de Vacunación. 

La Ciudad de México, Quintana RooSinaloa y Baja California ocupan los mayores porcentajes de avance, que van del 80 al 91 por ciento.

Esta semana el titular de la Secretaría de Salud del estado, José Antonio Martínez García, informó que Puebla no dispone de vacunas y requiere de 2 millones 188 mil tan sólo para las primeras dosis para aplicar a las personas mayores de 18 años.

El viernes llegaron a la entidad 255 mil vacunas de la marca Pfizer, con lo que se completaron 416 mil dosis  para una nueva jornada de vacunación.