Solo nueve gaseras de Puebla destacaron a nivel nacional por sus precios bajos antes de que se impusieran topes al precio de combustible.

Así lo revelan los informes “Quién es Quién en los Precios” de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), publicados de enero al 25 de julio de 2021.

Central de Abasto de Tehuacán, Gas Tecomatlán, Jalsa Gas, Sociedad Cooperativa Agropecuaria Regional Antorcha Campesina, Gas Fast, Flama Azul, Sonigas, Gas Express Nieto de México y Sonigas Puebla son las compañías que en diferentes semanas se ubicaron como las más económicas en la venta de gas por kilo o litro.

Dichas compañías cuentan con estaciones en Ajalpan, Acatlán, Francisco Z. Mena, Venustiano Carranza, Izúcar de Matamoros y Ahuazotepec, según la información publicada por Profeco.

En lo que va del año los precios de las nueve gaseras poblanas oscilaron entre 9.96 y 12.73 pesos por litro.

El intervalo se encuentra dentro del tope establecido el pasado 1 de agosto por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), ya que fijó en 12.14 pesos el precio máximo de gas por litro, aunque únicamente hasta este sábado 7 de agosto.

Esto debido a que desde el 1 de agosto la CRE establecerá topes máximos al precio del gas y serán modificados cada semana, y las empresas que no los respeten perderán permisos de venta.

A raíz de esto gaseras de todo el país –incluidas las de Puebla— amagaron con suspender la distribución, al señalar que no le es rentable la regulación.

Barato también por kilo

En el caso del gas por kilo, la Profeco detalló que el precio más bajo entre las gaseras poblanas fue de 18.79 pesos y el más alto fue de 23.38 pesos, mientras que el tope vigente impuesto por el gobierno federal es de 22.47 pesos.

El valor de 23.38 pesos por kilo fue también el ultimo costo reportado por las autoridades y el más elevado desde que inició el año según la PROFECO.

e-consulta publicó que, si bien en Puebla se podrá ahorrar entre 88 centavos y 1.67 pesos en cada litro o kilo de gas tras los topes de la CRE, lo cierto es que el precio subió hasta 13 pesos solo en los últimos dos años.

A la par que aumentó el precio del gas, también las tomas clandestinas, ya que en Puebla se detectaron 537 solo en el primer trimestre de este año, lo cual representó un incremento de casi el 50 por ciento con respecto a 2020.