Con estrictas medidas de sanidad y celebrando 200 años de preparación, se llevará a cabo la Feria del Chile en Nogada en San Nicolás de los Ranchos, los días 8, 14 y 15 de agosto. La cual celebra su vigésima edición.

El evento se llevará a cabo en el campo deportivo “El Ciprés”, será realizado en conjunto por el municipio y amas de casa y contará con la participación de 20 cocineras y artesanos de la región.

Además de la venta del tradicional platillo, también asistirán productores de los ingredientes para su preparación, como manzana panochera, durazno criollo, pera de leche y nuez de castilla que estarán vendiendo sus productos.

Veinte años con medidas especiales

Para esta vigésima edición de la feria, se llevará a cabo la degustación de salsa, actividad realizada por un grupo de mujeres que consiste en martajar el condimento en uno de los molcajetes más grandes del mundo y ofrecer tortillas calientitas hechas a mano para que los visitantes puedan probarla.

Así mismo, para amenizar la jornada, los organizadores incluyeron la participación de grupos de danza folclórica que tendrán hasta dos presentaciones por día.

Esperanza Ochoa, una de las expositoras, realizó un llamado a la gente a asistir diciendo:

“Invito a toda la comunidad a que nos visite en San Nicolás de los Ranchos, todas las expositoras tenemos calidad, cada una con su toque especial pero que los esperamos con los brazos abiertos. El chile en nogada es algo exquisito, es un arte preparar un chile en nogada”.

Sobre los protocolos de sanidad, se indicó que, se llevará a cabo con un aforo del 30 por ciento; para ingresar al área de venta, los organizadores instalaron un túnel sanitizante para la toma de temperatura y aplicación de gel; asimismo, será obligatorio el uso de cubrebocas, y respeto a la sana distancia, entre otras medidas.

Francisco Juárez, director de proyectos de la Secretaría de Turismo habló sobre las medidas de seguridad:

“La feria se llevará a cabo bajo todos los protocolos de protección civil, de la Secretaría de Salud, de manera que, nuestras cocineras y todas las personas que trabajan en este evento, tienen la capacitación, pues han tomado cursos, para recibir al turismo”.

De igual forma, resaltó que lo más importante en la feria es cuidarse, manteniendo los porcentajes de aforo, y evitando los contagios, por lo que la sede se cambió a un espacio abierto.