Distribuidores, choferes, conductores, repartidores y ayudantes de las diferentes distribuidoras de gas LP del país suspendieron actividades a nivel nacional, pues con la fijación de precios máximos sus comisiones que iban de 2 a 4 pesos se reducirán a 50 centavos.

Según los propios comisionistas, el suministro del combustible está suspendido en todo el país, por lo que miles de trabajadores que prestan sus servicios a las grandes gaseras distribuidoras no están saliendo a despachar.

Desde temprana hora los distribuidores bloquearon la salida de pipas y camiones y en algunos casos rompieron cristales propiedad de las gaseras, para evitar que salgan a despachar a los hogares mexicanos.

Los comisionistas denuncian que, debido a la fijación de precios máximos, las gaseras redujeron la comisión que en va de 2 y hasta 4 pesos; y ahora tanto Pemex como las empresas gaseras les quieren pagar 50 centavos.

Además, consideran que la iniciativa de Pemex de contratar choferes y ayudantes es con la finalidad de sacar del mercado a los comisionistas.

De acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), en las actividades de distribución participan agentes económicos denominados comisionistas, que en general son agentes que actúan como el vínculo entre el permisionario de distribución y el consumidor final. El número de comisionistas no está determinado por las autoridades del sector.

El órgano regulador considera que hay discrepancias considerables sobre la independencia y el papel de estos agentes. Pues para unos, los comisionistas operan bajo el amparo de los permisionarios de distribución, para otros, los comisionistas son únicamente clientes de los distribuidores y operan informalmente; a su vez, como intermediarios independientes informales (carecen de permiso de distribución), es decir, actúan tanto como clientes como competidores de los distribuidores.