El Instituto Nacional Electoral (INE) fue un adversario en la consulta popular por crear una percepción “no sana”, declaró el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

“Digámoslo con claridad: sí se vio a la autoridad electoral como adversaria de la realización de esta consulta; se instaló esta percepción, esa realización del INE, con el Poder Ejecutivo (…) No es sano que la autoridad electoral tenga acciones públicas por las cuales se vea que es rival de la participación ciudadana, y así se vio al INE en la consulta popular”, comentó.

El mandatario avaló este tipo de ejercicios democráticos y dijo que en “debieron ir a expresarse” los ciudadanos pero prefirieron quedarse en sus casas.

A partir de ahora – dijo- confió en que el país vaya madurando y que la sociedad siga consolidando su derecho a opinar sobre temas relevantes de la política y el gobierno.

También comentó que la experiencia será un referente en el país, para que otras entidades pongan a consulta temas de interés social.

En Puebla la participación en la consulta popular fue de 8.5 por ciento de los ciudadanos.