El atleta británico Thomas Dean se alzó como campeón olímpico de los 200 metros planos en estilo libre, dentro de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que consiguió la anhelada presea dorada por delante de su compatriota, Duncan Scott, quien se tuvo que resignar con la plata y dejó el bronce al brasileño Fernando Scheffer.

Dean, quien en Tokio hizo su debut dentro de una justa olímpica, finalizó la competencia con un tiempo de un minuto con 44 segundos y 22 centésimas, mientras que sus más cercanos competidores lo hicieron en 1:44.26 y 1:44.66, respectivamente, dejando atrás al surcoreano Sunwoo Hwang, quien había dominado la prueba durante los primeros 150 metros, pero que se desplomó en los 50 finales.

Ver la competencia en este enlace.

 

Festejo por demás efusivo

El oro del atleta de 21 años de edad vino a recompensar distintos años de ardua preparación que ya han dado como resultado coronarse en el Campeonato de Europa Juvenil y el Campeonato de Europa, cosa que su familia entendió muy bien y por ello se dio cita para ver la competencia.

No obstante, la familia de Tom también acaparó reflectores al festejar de forma enardecida el momento en el que Dean llegó a la meta, algo que podemos evidenciar gracias a distintas grabaciones alojadas dentro de la residencia. En las imágenes se aprecia a toda la familia saltar jubilosamente sobre todo en la última vuelta, que fue donde Tom se puso a la cabeza por delante del surcoreano.

Un momento enteramente olímpico, sin duda.

Foto: Captura de Pantalla de Facebook