En el primer semestre de este año, la Fiscalía General del Estado (FGE) comenzó 27 carpetas de investigación por hostigamiento sexual, sin embargo no todos los casos son denunciados, como el de Rocío Vargas, quien enfrentó una experiencia en una compañía ubicada en San Francisco Totimehuacán, junta auxiliar de Puebla.

El hostigamiento sexual es "el ejercicio del poder, en una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor en los ámbitos laboral y/o escolar. Se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad de connotación lasciva” de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres (INM).

Las indagatorias por acoso sexual variaron mes a mes en Puebla. En enero las autoridades iniciaron 12; en febrero 6; en marzo 10; en abril 6; en mayo 12 y en junio bajó a 8, lo que no significa que no ocurran más casos pues  mujeres como Rocío no denuncian las agresiones porque no creen en las autoridades.

Una experiencia en empresa de San Francisco Totimehuacán 

La joven que estudió ingeniería en mecatrónica narra que en 2016 acudió a una feria del empleo en San Pedro Museo del Arte. Una empresa dedicada a la elaboración de papel higiénico y servilletas le ofreció un cargo. Le pidieron que se incorporara lo más pronto posible y así lo hizo.

Al integrarse a la compañía, el ingeniero de producción la comenzó a acosar constantemente. Pero esto no era una práctica que se limitara a ella, sino que lo hacía con todas las trabajadoras, especialmente con las del área de calidad, así como con las obreras. A todas las consideraba “sus novias”.

“Me empezó a acosar de diferentes maneras. Me invitaba a salir y yo le decía que no y me decía, es que te quiero invitar un café y después te voy a hacer el amor, pero me voy a poner cocaína en el pene y vas a tener un orgasmo como nunca lo podrías imaginar”, comentó.

Ante este tipo de comentarios, Roció advirtió al ingeniero que lo acusaría con el dueño de la empresa, pero él se jactó de tener su respaldo por conocer también sus aventuras con una de las trabajadoras de la empresa.

Este tipo de agresiones ocurrieron a lo largo de tres meses pues Rocío decidió renunciar a su trabajo al considerar que la situación en el lugar no iba a cambiar y en realidad cada día era más complicado tener que lidiar con su jefe.

Dijo que hubo una situación que la hizo ser más consciente del peligro. En una ocasión presenció cómo su jefe presionó a una trabajadora que era madre soltera para tener relaciones sexuales en el baño de la empresa.

El ingeniero amenazó a una trabajadora con despedirla si no “aflojaba”; le recordó que ella necesitaba el empleo al ser madre soltera. La empleada al final aceptó y se metió con él a los baños de la empresa en medio de llantos, contó Rocío.

Rocío declaró que por un momento pensó denunciar esta situación, pero después consideró que no pasaría nada cuando observó cómo la presidencia auxiliar de San Francisco Totimehuacán colgó una lona para agradecer a la empresa  un donativo.

Municipios con denuncias de hostigamiento

Según informes de la FGE, son 11 municipios en donde se concentró el hostigamiento sexual durante el primer semestre. Destaca la capital poblana de donde surgieron 13 carpetas de investigación, le siguieron Tehuacán con cuatro y Teziutlán con dos.

Otros casos en los que comenzaron investigaciones por este problema fueron AcatzingoAhuacatlánCuautlancingoHuejotzingoPalmar de BravoSan Pedro CholulaTecamachalco y Zoquitlán, con una indagatoria respectivamente.

Ante el hostigamiento sexual el INM recomienda denunciar todo aquello que atente contra la integridad, no tolerarlo si se es testigo e informarse sobre cómo proceder. Para más información se puede recurrir al portal http://cerotolerancia.inmujeres.gob.mx/ .