El exdirigente del PAN en Puebla y ahora diputado local electo, Rafael Micalco Méndez, negó que haya pactos de panistas con el gobernador Miguel Barbosa Huerta para “llevar la fiesta en paz”.

En rueda de prensa este lunes sostuvo que en el Congreso del estado el blanquiazul continuará como oposición crítica y responsable ante el mandatario.

Aunque la bancada panista y la dirigente del partido, Genoveva Huerta Villegas, se reunieron hace unos días con el titular del Ejecutivo, aseguró que no hubo acuerdos para que el PAN se convierta en “satélite” o comparsa del poder.

Si bien dijo desconocer si Huerta Villegas pactó impunidad para panistas que se encuentran denunciados o bajo investigación, sostuvo que no hay ningún arreglo o instrucción para actuar con condescendencia.

Del mismo modo desconoció si la dirigente panista tiene un arreglo con Barbosa Huerta para permanecer al frente del partido otros tres años, ya que se vislumbra su interés por reelegirse.

A tres meses de la elección interna, Micalco Méndez sentenció que “ningún gobierno debe meter las manos” en los procesos democráticos de los partidos, por lo que confió en que no exista injerencia de la administración estatal.

A la vez descartó que el blanquiazul prevea ser aliado de Morena con miras a la elección de 2024, pues insistió en que se continuará como oposición porque en la próxima elección se jugará “el futuro del país”, no de un partido.

Sin confirmar aún si buscará la dirigencia estatal del PAN, pugnó porque el Comité Directivo Estatal (CDE) se elija mediante el voto de la militancia, en un proceso interno con múltiples aspirantes, no con candidaturas pactadas desde la cúpula.

Por ello celebró que él exregidor del ayuntamiento de Puebla, Marcos Castro Martínez, así como el exsecretario General del partido, Francisco Fraile García, también muestren interés en la dirigencia.

Evitó pronunciarse sobre una candidatura de unidad o una planilla única que incluya a varios grupos políticos, pues insistió en que debe ser la militancia la que decida mediante el voto.

Como en estos días ha recorrido varios municipios, señaló que cada uno tiene una realidad distinta que debe ser tomada en cuenta en el proceso interno, en la definición de candidaturas y en la conformación de alianzas, pues criticó que las alianzas de los últimos años con el PRD y ahora con el PRI han afectado a la identidad panista, por lo que debe reconsiderarse el valor y utilidad de las alianzas.