La empresa Construcciones y Aplicaciones Gresajo S. A. de C.V, que estafó por 28 millones de pesos al ayuntamiento de San Andrés Cholula, encabezado por Karina Pérez Popoca, también colaboró con otros ayuntamientos como Hueytlalpan y Tepango de Rodríguez a quienes también adeuda.

En el caso de los municipios antes mencionados la empresa uso otro domicilio, pero al buscarlo en Google Maps redirige a un hotel ubicado en Zacatlán.

El ayuntamiento de Tepango de Rodríguez, encabezado por la alcaldesa Mireya González Pérez   pagó a la constructora 2 millones 61 mil 803 pesos, para acciones de vivienda, sin embargo, no entregó las obras acordadas.

En el caso del municipio de Hueytlalpan se desconoce el monto que la presidenta municipal, Anayeli González Córdoba pagó a la empresa, pero se sabe que a los ciudadanos no les fueron entregadas las acciones de vivienda prometidas.

Por otra parte, la empresa con dirección en Zacatlán, si cumplió en el municipio de Tecamachalco, en donde el ayuntamiento que preside Marisol Cruz García pagó 5 millones 100 mil pesos por acciones que fueron verificadas por el personal de la Secretaría de Bienestar.

Sin embargo, a través de una investigación realizada por e-consulta se verificó que la empresa quedó a deber dinero y acciones en al menos tres municipios poblanos, siendo el de mayor afectación el de San Andrés Cholula, debido a que la administración de Karina Pérez Popoca pagó 28 millones de pesos para la construcción de viviendas o ampliaciones.

Esta situación no solo afectó a las presidencias municipales, sino al gobierno del estado y a los ciudadanos que buscaban mejorar sus viviendas a través del programa Calidez Sustentable de la Secretaría de Bienestar, pero hasta ahora ninguna de las autoridades ha dado respuestas ante la desaparición de Construcciones y Aplicaciones Gresajo S. A. de C.V.

Por tal motivo en los municipios la estafa por parte de esta constructora permanece oculta, este medio intentó contactar a los representantes de los ayuntamientos y a los encargados del programa en la Secretaría de Bienestar, sin embargo, no fueron resueltas las preguntas.

Por otra parte, los ciudadanos han cuestionado a sus ediles respecto al adeudo de obras, pero para evitar manifestaciones o inconformidades las autoridades decidieron devolver a los afectados la cantidad que aportaron.