Las franquicias de cafeterías o restaurantes que se adquirieron durante el gobierno de Rafael Moreno Valle con recursos públicos, fueron entregadas a los empresarios y hasta familiares de quienes trabajaban en el gobierno de Puebla, denunció el mandatario, Miguel Barbosa Huerta.

El gobernador dio a conocer que pidió un informe para conocer el manejo de las franquicias que se instalaron en los parques públicos y auditorios para ver quien las detenta y cómo estaba su relación jurídica.

“Me encontré que los gobiernos adquirieron franquicias. El gobierno es franquiciatario sólo que esas franquicias del gobierno (…)las arrendaron o las subarrendaron a empresarios. Y  hay unos angelitos de lo peor, sobrinitos de quienes fueron gente del gobierno. Ahí ponen a los niños a jugar a empresarios”, acusó.

Por ahora, Barbosa señaló no tener un informe de si están o no al corriente en sus pagos.

En tanto, no dio detalles, pero reveló que su gobierno tiene un litigio con el sobrino de un ex secretario de Gobernación por la operación de una franquicia.

El mandatario señaló que la anterior administración otorgó “pequeños privilegios” a algunos jóvenes y empresarios “de los que critican al gobierno”, pero prefirió no decir el nombre para no caer en señalamientos directos.

En próximos días, después de hacer un análisis hará un posicionamiento público de la operación de franquicias, adelantó.

Inicialmente se planteó que los recursos que se obtuvieran sería para dar mantenimiento a los propios parques y auditorios, pero deberá de revisarse si esto se cumplió.

Las franquicias

A inicios de enero de 2015 el entonces secretario de Turismo, Roberto Trauwitz Echeguren, dio a conocer que el gobierno del estado poseía 28 franquicias o “unidades de negocio”. Un mes después, la administración estatal precisó que sólo compró 12 de ellas.

Entre los establecimientos están Mi Viejo Pueblito, Coffee York y Café Punta del Cielo,  de los que no se conoce el monto de adquisición ni ganancias.

El 2 de febrero del 2015, Roberto Trauwitz Echeguren, dio a conocer que el “subsidio” para los parques administrados por el gobierno del estado fue de 43 millones de pesos en 2014 y para 2015 fue de  41 millones.

Alertaban cierres por pocas ganancias

En 2019, Ángel Manuel Diez de Urdanivia Arámburo, director del organismo Parques y Convenciones, señaló que las franquicias cerrarían sus puertas porque no eran redituables.

“Estamos en pláticas con franquicias que no han sido tan rentables, estamos en pláticas, algunas se piensa devolverlas; otras, tenerlas, pero es un estudio que no me quiero adelantar a decir algo”, declaró en marzo del 2019.