Xavier López “Chabelo”  sufrió un duro revés en su juventud, esto porque él tenía el derecho de ir a los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, pero no le permitieron abordar el avión que llevaba a la delegación mexicana.

El periódico Milenio publica la historia detrás de la mala jugada que le hicieron a Xavier y que su lugar se lo dieron a otro atleta.

En el relato se menciona que los 17 años Xavier se ganó su lugar para ser parte de la delegación mexicana y lo haría en la lucha grecorromana, en la categoría Welter.

La delegación fue abanderada en el Antiguo Colegio Militar y viajaría a la justa deportiva haciendo varias escalas.

Pero un directivo, según el relato de Chabelo, le exigió una fuerte cantidad de dinero para que pudiera abordar el avión; pero el joven no tenía tal suma en su poder.

Eran 40 mil pesos los que le pidieron a Xavier para dejarlo abordar el avión, pero al no tenerla su lugar fue dado a otro atleta a quien el hoy comediante ya había derrotado.

“Lloré mucho aquellos días, porque nunca me dijeron que había que ganarse el boleto y tener mucho dinero para los gastos. Aquel hombre me volvió a llamar antes del viaje y me dijo que si no había lana no había juegos. Al competidor de 24 años, aquél que derroté a la buena, le dieron mi lugar. Todavía recuerdo que su apellido era Rosado", contó Chabelo en 2008.

“¡Y a mí qué chingaos me importa, yo le gané a un hombre de 24 años, yo tenía 17! ¿Por qué no iba a ganarle a un turco?”, comentó el famoso.

Tras esta mala experiencia deportiva, la vida de Xavier se transformó. “Entré a trabajar de ‘ve por las tortas’ a XEW-TV Canal 2. Comencé a hacer voces de abuelito. Un día, con Ramiro Gamboa en Carrusel Musical, hice la voz de un niño llamado Chabelo para un chiste. A Ramiro (Tío Gamboín) le gustó y se me quedó el nombre”, contó Xavier López.