La LX Legislatura del Congreso de Puebla, con mayoría de Morena y sus aliados, dejará pendiente la revisión de presuntas irregularidades en obras y cuentas públicas de los exgobernadores Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad.

La desaparición de poderes en el municipio de Tehuacán y las supuestas anomalías en las finanzas del alcalde Felipe Patjane Martínez (preso desde hace noviembre de 2029), así como cuentas públicas e inicios de procedimientos de responsabilidades contra exalcaldes son otros de los pendientes.

El 15 de  julio concluyó el periodo ordinario de sesiones y el 14 de septiembre terminará la legislatura sin que se haya concretado tampoco la revisión de 32 obras morenovallistas señaladas de irregularidades.

Reapertura de cuentas fue discurso

La Comisión Inspectora del Congreso local anunció en septiembre de 2019 la “reapertura” de cuentas públicas de los exgobernadores Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, bajo el entendido de que eran un cúmulo de anomalías, sin embargo, a la fecha no se ha ventilado un informe detallado.

La diputada Olga Lucía Romero Garci Crespo (de Morena), presidenta de la comisión, señaló en su momento que la reapertura era necesaria porque las cuentas se aprobaron sin ser fiscalizadas.

Acusó que el entonces titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), David Villanueva Lomelí, únicamente simuló la revisión para cuidar las espaldas a los exmandatarios.

Por ello se ordenó la nueva revisión de las cuentas, pero no se realizó por Villanueva Lomelí ni por Alberto Segovia Blumenkron, quien fue encargado de despacho unos meses, y tampoco por el actual titular de la ASE, Francisco Romero Serrano, quien fue nombrado por la LX Legislatura.

Además de la reapertura de cuentas se ordenó un informe de 32 obras “emblemáticas” que supuestamente no se fiscalizaron, como la Estrella de Puebla, el Teleférico, el Museo Internacional del Barroco (MIB), la plataforma de la planta armadora de Audi, las ciclopistas y la línea 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Este informe tampoco se realizó, pero hace unos días Romero Garci Crespo justificó al auditor con el argumento de que ha trabajado en otros asuntos.

En entrevista el 6 de julio, luego de la sesión ordinaria presencial del Congreso, señaló que el gobierno estatal ya ha dado a conocer algunas de las anomalías en las obras, por lo que incluso vio innecesario el informe solicitado a la ASE.

Cuentas públicas pendientes 

De las cuentas públicas reconoció que quedará pendiente la fiscalización, tanto de las administraciones 2014-2018 como las anteriores.

Sin precisar la cantidad o los municipios, reconoció que algunos procedimientos de responsabilidades quedarían sin efectos debido a que ya prescribieron los delitos que se imputaron a varios exalcaldes.

Esto debido a que hay cuentas públicas hasta con una década de antigüedad que no se han dictaminado, ya sea a favor o en contra de exediles y otros exfuncionarios.

Romero Garci Crespo se deslindó del rezago y exculpó a la ASE, al señalar que la pandemia suspendió la fiscalización, pero además ya existía un gran rezago generado por Villanueva Lomelí y la pasada legislatura con mayoría del PAN y sus aliados.

Caso Tehuacán, trabado

El Congreso del estado aprobó el 21 de septiembre de 2020 la desaparición de poderes en Tehuacán y hasta eligió al Consejo Municipal que reemplazaría al Cabildo, sin embargo, nada de eso se ejecutó por freno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El alto tribunal concedió al ayuntamiento una suspensión provisional derivada de una controversia constitucional que a la fecha no se ha resuelto.

El 14 de septiembre concluirá la Legislatura sin concretar la extinción del cabildo, que estará en funciones hasta el 14 de octubre.