Según documentos obtenidos por la Red en Defensa de Derechos Digitales (R3D), Eugenio Imaz Gispert, entonces director del Cisen, y allegado de Osorio Chong, firmó un contrato de 203 millones de pesos con la empresa Proyectos y Diseños VME, que en ese entonces vendía el spyware Pegasus en México.

Con ello se comprueba que el senador Miguel Ángel Osorio Chong mintió en reiteradas ocasiones, al sostener que, durante su gestión en la Secretaría de Gobernación (Segob), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) no adquirió el spyware Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

El 31 de mayo de 2016, su allegado Eugenio Imaz Gispert, entonces director del Cisen, firmó un contrato de 203 millones de pesos con la empresa Proyectos y Diseños VME, que en ese entonces vendía Pegasus en México.

Dos meses después, el 1o de agosto de 2016, Imaz firmó otro contrato de 8 millones 424 mil pesos con la misma empresa, parte de una red de más de 30 sociedades vinculadas con el ciudadano israelí Uri Emmanuel Ansbacher Bendrama, quien fue representante de NSO Group en México durante el sexenio de Peña Nieto, según confirmó la Fiscalía General de la República (FGR).

El 18 de agosto de 2016, Proyectos y Diseños VME realizó una transferencia de 10 millones 851 mil pesos a la cuenta israelí de NSO Group, según revelaron Proceso y Aristegui Noticias el pasado miércoles 21. Así mismo, cuatro personas conocedoras del uso de Pegasus en México han confirmado que el Cisen operaba el spyware en el país.

R3D adelantó los contratos del Cisen con Proyectos y Diseños VME a Proceso y Aristegui Noticias en acompañamiento a la investigación internacional Pegasus Project. En un primer tiempo, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) –que sustituyó el Cisen en la administración de Andrés Manuel López Obrador-- reservó la totalidad de la información que le pidió R3D mediante una solicitud de transparencia; la organización se inconformó ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), el cual ordenó a la dependencia que entregara una versión pública del documento.

Así, la agencia censuró partes claves de los documentos, y no entregó los anexos. En los archivos que entregó el CNI, no se puede leer en ninguna parte el nombre de Pegasus, pues los espacios donde debería aparecer algún nombre de un sistema están tachados por amplios rectángulos negros.

Insertar imagen 1

Sin embargo, las referencias de los contratos –CISEN/33701/002/16 y CISEN/33701/005/16-- aparecen en dos facturas de Proyectos y Diseños VME, que una persona identificada como “Cazador de Cazadores” entregó a Aristegui Noticias en el verano de 2017; dichas facturas estipulaban cobros a la Segob por 203 millones y 7 millones 851 mil pesos, para la “actualización de la plataforma de inteligencia cibernética” y el “licenciamiento base de la plataforma con mil 250 licencias para hacer consultas diarias para localizar teléfonos”.

Si bien las facturas no mencionan el nombre de Pegasus, todo indica que estos contratos sí ampararon la adquisición del spyware.

Proyectos y Diseños VME era vendedora de Pegasus en el país; tan solo un mes después de celebrar el segundo contrato con el Cisen –el 5 de septiembre de 2016--, la empresa emitió una factura a la PGR para diversos servicios relacionados con “la plataforma NSO Pegasus”, la cual también fue publicada en el sitio de Aristegui Noticias.

Con información de Proceso.