Vendedores ambulantes que se encuentran instalados alrededor del socavón de Santa María Zacatepec en el municipio de Juan C. Bonilla, indicaron que semanalmente pagan 200 pesos de cuota a los dueños de los predios donde se encuentran instalados.

Esto para poder comercializar diferentes productos o de lo contrario son retirados del lugar.

En ese sentido, los comerciantes señalaron que dicha cuota es recuperable con las ventas de sábado y domingo que son los días que más visitantes llegan al lugar. Asimismo, indicaron que nada de las cuotas llega a manos del ayuntamiento.

“Les tenemos que pagar a los dueños de los terrenos y en mi caso, les damos 200 pesos la semana por este espacio que ocupamos para vender, porque a la fecha ninguna autoridad ha llegado a cobrarnos y sólo tenemos trato con los propietarios, para que nos den permiso vender”, dijo un comerciante.

Cabe mencionar que actualmente, en dicha zona del municipio de Juan C. Bonilla, se pueden encontrar todo tipo de negocios como de ropa, pan, comida y hasta micheladas. Esto, sin que las autoridades municipales puedan hacer algo al respecto.

Por último, los ambulantes indicaron que el vender sus productos ha sido una forma de poder generar ingresos para sus familias. Por tal motivo, esperan que las autoridades les sigan permitiendo poder realizar sus ventas.

Esto luego de que el socavón que surgió en este lugar desde hace ya más de un mes, se convirtió en un atractivo turístico para los curiosos, pues, aunque no pueden mirar el hundimiento de cerca se sienten satisfechos con verlo tras la malla ciclónica que colocaron en el lugar.