Por incurrir en violencia política el alcalde de Francisco Z. Mena, Pascual Morales Martínez (de Morena), no podrá ejercer un cargo público ni político durante 7 años y 3 meses.

Durante dicho periodo tampoco podrá ser candidato ni ocupar cargos en partidos políticos, ya que permanecerá inscrito en el Registro Nacional de Personas Sancionadas por Violencia de Género.

Su estadía en la “lista negra” comenzó esta semana luego de que el Instituto Electoral del Estado (IEE) lo colocó en el registro estatal, que a su vez alimentará al nacional.

El edil morenista inauguró el registro local, ya que es la primera persona inscrita y la número 69 en el registro nacional. 

La especie de inhabilitación y su duración se estableció por el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), el cual acreditó los hechos de violencia política, reincidencia e incumplimiento de sus sentencias previas.

En la sentencia firme INC-TEEP-A-125/2021 señaló tribunal calificó de graves las múltiples agresiones que Morales Sánchez cometió contra una regidora.

Insultos, amenazas, acoso laboral, campañas negras, retención de salarios, impedimento para trabajar en el ayuntamiento y exclusión de las sesiones de Cabildo son algunas conductas por las que se castigó al alcalde.

El morenista incluso buscaría la reelección gracias a que Morena lo hizo candidato, pero como parte de la sentencia el TEEP revocó su postulación dos semanas antes de que concluyera la campaña.

En su lugar se registró como candidata a su esposa, pero él fue quien apareció en las boletas electorales y perdió la elección.

Por la violencia política el tribunal le impuso la pena máxima de cuatro años en el registro nacional, pero por ser servidor público su pena aumentó un tercio y por reincidencia se elevó una mitad, de ahí que su castigo llegó a 7 años y 3 meses. 

Su caso ya tenía otro precedente histórico, pues en mayo de 2020 por primera vez el TEPJF emitió una sentencia donde ordenó a la Fiscalía General del Estado (FGE) proteger las 24 horas del día a la regidora que fue víctima y a su familia, debido a las constantes agresiones del alcalde.