La alcaldesa de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca oculta una estafa de 28 millones de pesos por parte de la empresa Construcciones y Aplicaciones Gresajo S. A. de C.V, que el ayuntamiento contrató para la realización de 170 acciones de vivienda.

A quienes estuvieron interesados en entrar al programa del gobierno del estado, el ayuntamiento pidió 12 mil 750 pesos por beneficiario, pero luego la empresa y el dinero que otorgó del programa Calidez Sustentable, a través de la Secretaria de Bienestar del Estado de Puebla, desaparecieron.

El fraude, luego de provocar el descontento de los ciudadanos, fue un tema que no se volvió a tocar por parte del Cabildo de San Andrés Cholula, pues para evitar posibles manifestaciones o descontentos la presidenta pactó devolver el dinero que dieron a los sanandreseños afectados.

La transferencia de 28 millones de pesos fue realizada por el municipio de San Andrés Cholula a través del banco BBVA el día 28 de noviembre del 2019 a la empresa constructora para dar inicio a las obras de la Estrategia Alianza Felicidad, para el programa “Calidez Sustentable”.

De tal manera que la ejecución de 170 acciones de vivienda quedó en el limbo, pues la empresa Construcciones y Aplicaciones Gresajo, S.A de C.V, y su representante legal, Adrián Cortés Escobedo se borraron del mapa, tal es el caso que al realizar su búsqueda a través de Google Maps no existe tal empresa en la ubicación indicada como Carretera Libramiento 18, SAN BARTOLO, 73310. Zacatlán, Puebla.

A casi dos años de que el Gobierno del Estado le entregó 28 millones de pesos al ayuntamiento que encabeza Karina Pérez Popoca, ni las acciones de vivienda existen, ni los ciudadanos están conformes con lo ocurrido, pero no se han realizado manifestaciones debido a que se les regresó su aportación.

Sin embargo, los millones entregados a la empresa ya no forman parte de las cuentas del municipio, este medio buscó a la presidenta municipal para conocer su versión sobre la estafa que la supuesta constructora hizo contra el ayuntamiento, sin embargo, no se recibió respuesta.

Por otra parte, se buscó a la Secretaría de Bienestar, pero el funcionario que atendió la llamada se comprometió a hacer un enlace con Comunicación Social para dar a conocer su versión, pero después de 5 días no se concretó dicho enlace.