Veinte pobladores de Santa María Coapan fueron detenidos en el desalojo realizado por parte de la Policía Municipal y del Estado en la entrada del relleno sanitario de Tehuacán, entre ellos una menor de nueve años quien puso resistencia para que no se llevaran detenida a su mamá.

Fue desde el pasado viernes que pobladores de Santa María Coapan bloquearon el relleno sanitario de este municipio para exigir el regreso a su cargo del edil de dicha junta auxiliar, Gabino Cecilio Santiago, quien fue apartado por supuestas irregularidades detectadas en su administración. 

Desde ese día, el regidor de Gobernación, Israel Nasta de la Torre; director de Gobierno, Lázaro Márquez Osorio y el director de Seguridad Pública, Héctor Pacheco, llegaron al lugar en busca de dialogo con los inconformes, sin embargo, no se llegó a ningún acuerdo, por lo que se fueron del lugar.

Desde viernes, sábado, domingo y algunas horas de este lunes, el lugar se mantuvo cerrado, generando un colapso de basura en el municipio de Tehuacán, sin que la comuna hiciera algo al respecto; uno de los “focos rojos” de contaminación fue el del mercado de La Purísima, pues fueron al menos 3 días en los que el mercado acumuló sus desechos.

La mañana de este lunes, Cecilio Santiago ofreció una rueda de prensa, en la que dio a conocer que el relleno sanitario no sería reabierto a menos de que se le permitiera regresar a sus funciones como presidente auxiliar, además de que el problema con la basura dependía en su totalidad del ayuntamiento de Tehuacán, ya que con las presuntas arbitrariedades que hubo para separarlo de su cargo, provocaron el caos con la basura.

Minutos después de las 14:00 horas, el director del Organismo Operador del Servicio de Limpia de Tehuacán (Ooselite) José Antonio Olaya Hernández, llegó al lugar en donde se mantuvo el bloqueo, para solicitar a los manifestantes que les permitieran entrar a dos vehículos compactadores cargados de basura producto de lo recolectado tan solo en el centro de Tehuacán, sin embargo, los pobladores se negaron a darles acceso.

Minutos después arribaron varias unidades de la Policía Municipal y del Estado, así como un gran número de elementos, quienes también buscaron diálogo con los pobladores, sin embargo, ante la negativa procedieron a desalojarlos, teniendo a poco más de 20 pobladores detenidos, entre ellos a una niña de apenas nueve años de edad.

Cabe mencionar que algunos de los elementos entorpecieron las labores de la prensa al despojar a un compañero reportero de su dispositivo con el que estaba dando cobertura al desalojo.

Hasta el momento las autoridades municipales no han dado su postura sobre los hechos, pero el servicio de recolección de basura quedó reestablecido.