Autoridades de diversas ciudades en China están aprobando leyes para impedir que personas no vacunadas contra el covid-19 entren a diversos establecimientos como supermercados, hoteles, hospitales, restaurantes, centros de entretenimiento, edificios gubernamentales y transporte público. Esta medida ya había sido retomada en otros países.

El gobierno de Hancheng, en la provincia noroeste de Shaanxi, anunció que implementará el uso de un "pasaporte covid", para toda la población, excepto a personas que por razones médicas no puedan vacunarse contra el coronavirus, pero con su respectivo certificado médico. También deberán demostrar que ya cuentan con al menos una de las dos dosis anticovid.

Según el medio local Global Times, la medida se produjo a raíz del descubrimiento de un caso asintomático, ante ello, las personas no vacunadas no podrán ingresar a lugares públicos clave, incluidos supermercados, hoteles, restaurantes, vehículos públicos y lugares de entretenimiento y pasillos gubernamentales.

El gobierno de Hancheng implementó las medidas para prevenir los casos importados y los brotes locales de covid-19, así como alcanzar la inmunidad de rebaño a través de las vacunas en el menor tiempo posible. Los establecimientos pueden someter a sus clientes a controles para acatar la nueva disposición oficial.

En los lugares como centros comerciales, supermercados, hoteles, restaurantes, vehículos públicos, lugares de entretenimiento, estadios, hospitales, hogares de ancianos, lugares religiosos y pasillos gubernamentales, las personas sólo podrán ingresar si tienen un certificado de un hospital que demuestre que no son aptas para recibir la vacuna o que ya se han administrado al menos la primera inyección.

Otras ciudades en China como Feixian, Deyang y Guiping, al sur de China, establecieron este tipo de medidas en días recientes, para ingresar a diversos espacios públicos en los que adaptaron de forma local otras medidas para el ingreso de escuelas, asilos de ancianos y bibliotecas.

Más ciudades y distritos en las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Jiangxi del este de China también emitieron avisos que exigen que los ciudadanos se vacunen lo más rápido posible.

La Comisión Nacional de Sanidad de China anunció este domingo la detección de 33 nuevos casos positivos de covid-19, de los que uno se produjo por contagio local en la provincia meridional de Yunnan.

Según las cuentas de la institución, desde el inicio de la pandemia se han infectado 92 mil 246 personas en el país, entre las que 87 mil 61 han logrado sanar y 4 mil 636 fallecieron. Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a un millón 69 mil 428 contactos cercanos con infectados, de los cuales 7 mil 405 continúan en observación.

Con información de Milenio.