Un interno de la tercera edad murió, aparentemente por causas naturales, dentro del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Huauchinango, sin embargo la familia acusó que fue porque no se le dio atención médica inmediata.

En el área de comedores del penal, el interno identificado como Venustiano, de 71 años de edad, se desvaneció de repente y cayó, golpeándose con el piso.

De inmediato otros internos pidieron ayuda al personal penitenciario por lo que los celadores llamaron a la gente del servicio médico, sin embargo para cuando revisaron a Venustiano ya había muerto.

Se indicó, de forma preliminar que Venustiano sufrió un paro cardiorrespiratorio y por ello se desvaneció, no obstante personal de la Fiscalía General del Estado acudió a realizar las diligencias de levantamiento de cadáver.

Los familiares de Venustiano denostaron, a través de redes sociales, la atención médica en el penal y aseguraron que si hubiera sido atendido antes habría logrado sobrevivir.