Decenas de habitantes se manifestaron afuera de las instalaciones del Palacio Municipal de Chignahuapan, los inconformes exigen a las autoridades municipales que cumplan con la entrega de calentadores solares, o en su caso, que les devuelvan el dinero que dieron a la Secretaría de Bienestar.

Los pobladores enojados expusieron que este fraude solo les demostró que no se puede confiar en el gobierno y le exigieron a Javier Tirado Saavedra, salir de la presidencia y dar la cara:

“Nos dejaron tirados con nuestros calentadores, pero eso no es lo peor, sino que todos nosotros dimos dinero pensando que se trataba de un programa social serio, pero ya vimos que ni en el gobierno se puede confiar, ahora ni la cara nos dan”.

En noviembre del 2019, el Gobierno del Estado de Puebla, a través de la Secretaría de Bienestar, firmó un convenio con la Congregación Mariana Trinitaria (CMT) al que llamaron Estrategia Alianza Felicidad, mediante el cual se buscaba beneficiar a habitantes en situación de pobreza de al menos 56 municipios de Puebla.

La Congregación Mariana Trinitaria (CMT) entregaría hasta 450 millones de pesos para esta estrategia, con la condición de que el Gobierno del Estado y los Ayuntamientos contribuyeran, en conjunto, con una suma similar.

Para dicha estrategia, también se les solicitó a los beneficiarios del programa una cantidad con la cual se les aseguró que recibirían el apoyo en especie, lo recaudado sería empleado para adquirir tinacos, calentadores solares, láminas, material de construcción, leche y despensas.

No son solamente los habitantes de Chignahuapan quienes han quedado defraudados por la Estrategia Alianza Felicidad de la Secretaría de Bienestar, pues también en Coronango, Rafael Lara Grajales, Chapulco, Atlixco y San Andrés Cholula han manifestado el disgusto ante el apoyo que nunca llegó.