Organizaciones civiles protestaron en la última sesión ordinaria del Congreso de Puebla para condenar la negación de la despenalización del aborto y la Ley en Materia de Desaparición de Personas.

Con el poder Legislativo cercado por vallas y la Policía Estatal, acusaron omisión e indolencia de la primera legislatura supuestamente progresista, por tener mayoría de Morena y PT, misma que concluirá el 14 de septiembre.

Desde temprano la mañana de este jueves elementos policiacos cerraron con vallas el paso vehicular y peatonal en la 5 Poniente, en las esquinas con la 16 de Septiembre y con la 3 Sur, en el Centro Histórico.

Patrullas de la Policía Estatal y uniformados de la Policía Turística se colocaron en la 3 Poniente a la misma altura, ya que en esa calle se encuentra la salida trasera del recinto legislativo.

La sesión ordinaria del pleno comenzó alrededor de las 11:30 de la mañana para aprobar reformas para aumentar penas a delitos sexuales y sobre maltrato animal, pero minutos antes de las 12 horas arribó la primera manifestación, de La Voz de los Desaparecidos y familiares de víctimas, quienes lograron llegar hasta la puerta trasera del edificio para protestar.

Policías resguardaron la entrada, pero aún así los inconformes lograron colocar una lona donde se exigía un periodo extraordinario de sesiones para legislar la Ley en Materia de Desaparición de Personas, que justamente este 15 de julio cumplió un año “congelada”. 

 

La iniciativa se elaboró por la organización, familiares de víctimas y el Instituto de Derechos Humanos “Ignacio Ellacuría” (IDHIE), de la Universidad Iberoamericana, por lo que exigieron no imponer una iniciativa “de escritorio”, como calificaron a la que presentará el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

La iniciativa de la ley que exigen la presentó la diputada Estefania Rodríguez Sandoval, de Morena, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, se envió a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, pero a la fecha no ha sido dictaminada.

“Ley de desaparecidos ya”

Al grito de “vivos se los llevaron; vivos los queremos” y “ley de desaparecidos ya”, unas 15 mujeres colocaron fotografías de sus familiares en la banqueta y advirtieron con no irse hasta que se concrete el periodo extraordinario.

Exigieron ser atendidas por legisladores para entregarles más de 6 mil firmas ciudadanas que pugnan por la aprobación de la ley, así que salieron: Mónica Rodríguez Della Vecchia, del PAN; Jonathan Collantes Cabañas, del PRI; Abundio Sandre Popoca, del PRD; el diputado sin partido Marcelo García Almaguer, así como Eduardo Gandur IslasFernando Jara Vargas y Rodríguez Sandoval por Morena.

Aunque recibieron las firmas y se comprometieron a impulsar la legislación, no se fijó una fecha para la sesión, ya que esta depende de la Comisión Permanente, que encabeza María del Carmen Cabrera Camacho, del PT, quien también preside la Mesa Directiva y la Comisión de Procuración, donde está detenida la ley.

“Aborto sí, aborto no; eso lo decido yo”

A las 14 horas una decena de mujeres intentó llegar al Congreso para exigir la despenalización del aborto, pero fueron encapsuladas por granaderos de la Policía Estatal.

En la esquina de la 3 Poniente y 16 de Septiembre realizaron su protesta, con la consigna de “aborto si, aborto no; eso lo decido yo”.

En la calle colocaron fotografías de quienes integran la LX Legislatura, pintaron sus rostros como payasos y les colocaron la frase “desaparecido” o “desaparecida”.

Las mujeres reclamaron que los legisladores incumplieron los compromisos pactados tras el plantón de 25 días que feministas realizaron en el Congreso a finales de 2020.

Uno de esos fue que la despenalización del aborto se votaría en la primera quincena de mayo, lo cual no ocurrió y las reformas continúan “congeladas” también en la Comisión de Procuración y Administración de Justicia.

Por ello condenaron a la actual Legislatura de Morena y advirtieron que pasará a la historia como aquella que, pudiendo dignificar al Congreso, actuó igual que las controladas por el PAN y el PRI, a las que en el pasado criticó.