El diputado local electo, Rafael Micalco Méndez, no descartó postularse como candidato a dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), cargo que dijo no debe usarse como botín o estar vinculado a los gobiernos panistas pues iría contra la naturaleza del partido.

En rueda de prensa el exlíder estatal explicó que ya tomó una decisión respecto a su participación en la renovación pero no la dará a conocer hasta la publicación de la convocatoria con la finalidad de respetar los tiempos.

A pesar de esto mencionó que ya visitó municipios como ChignahuapanIzúcar de MatamorosHuauchinangoZacatlán y Libres con la finalidad de conversar con los liderazgos del partido y hasta ahora acumula 60.

Consideró que el nuevo dirigente debería tener características como el respeto a los liderazgos en los municipios y lograr la comunicación, así como la unión de los diferentes grupos.

Además el cargo no debe ser visto por el nuevo líder como un negocio político o económico, comentó Micalco Méndez.

Además la dirigencia estatal no debe ser tomada por los gobiernos panistas del momento pues genera problemas y va en contra de la naturaleza del instituto político.

Al respecto dijo que tiene una buena relación con el presidente municipal electo, Eduardo Rivera Pérez, pero las administraciones panistas no deben imponerse en la dirigencia del partido.

El exregidor panista, Marcos Castro Martínez, ligado a Rivera Pérez, es uno de los perfiles señalado para ocupar el cargo, y la dirigente estatal, Genoveva Huerta Villegas, tampoco descarta competir por el cargo.

Micalco Méndez indicó que no hay división en el partido y aunque no ha tenido contacto con Huerta Villegas, respeta sus decisiones como nombrar al coordinador de los diputados locales, aunque éstos tienen la opción de hacerlo.