Los poblanos tienen que pagar entre ocho y 13 pesos más por litro o kilo de gas, desde que se liberó el precio de este producto en 2017. El aumento es de más de 100 por ciento en cualquiera de los dos casos, de acuerdo con información publicada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE)

El incremento se da a pesar de que en su momento el ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofreciera como contendiente, reducción a los costos del gas y la gasolina gracias a la creación de refinerías con una inversión de 8 mil millones de dólares

Fue en 2017 cuando se liberó el precio del gas en México, con ello su valor estaría relacionado con la oferta y la demanda del mismo. 

El incremento de este bien ocurre también mientras que en la entidad sigue el robo de gas y la venta del mismo. Puebla es una de las entidades del país con más tomas clandestinas.

El 11 de enero de 2017 el costo promedio del litro de gas fue de 8.18 pesos, sin embargo, algunos sitios llegaron a comercializarlo en 6.98 pesos, aunque también llegó a un precio máximo de 8.69 pesos. 

En cuanto a la venta por kilo, la administración federal dio a conocer que en promedio valía 15.12 pesos, aunque en algunos sitios    se vendía en 12.92 pesos, pero en otros alcanzó los 16.1 pesos.

Al corte del 15 de junio de 2021, el gobierno federal comunicó que el valor promedio del litro de gas fue de 13.01 pesos, el mínimo fue de 11.28 pesos y el máximo llegó hasta los 14.91 pesos.

En el caso del kilo, la CRE refirió que el precio promedio fue de 24.14 pesos, pero se podía conseguir en 21.42 pesos y algunos proveedores lo comercializaron en 26.21 pesos. 

Su valor varió entre 2017 y 2021 con una tendencia al alza, por ejemplo, entre enero y marzo de 2017 el precio no rebasó los ocho pesos por litro, en promedio, pero para octubre se pasó hasta los 9.31 pesos. 

Ante los incrementos del gas, la administración federal creará una empresa estatal  con el nombre "GasBienestar", su objetivo será distribuir gas licuado de petróleo al consumidor final a precios “justos”.