La Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), integrada por 112 universidades del país, condenó el uso de la fuerza pública contra la UDLAP y se pronunció por un proceso apegado a derecho que pronto libere las instalaciones.

Por su parte, el nombrado nuevo patronato de la universidad lamentó que los vicerrectores no hayan aceptado la invitación a dialogar y los acusó de privilegiar intereses personales.

El Consejo Empresarial de la UDLAP , a su vez, señaló que es inadmisible la toma de la universidad, solicitó el respeto al estado de Derecho y demandó la liberación del campus.

También condenó el uso de la fuerza pública para ingresar a las instalaciones de la universidad y lo comparó con lo ocurrido en 1968 en la Ciudad de México.

“En la universidad siempre se ha privilegiado el diálogo, por lo que el uso de la fuerza pública armada en una casa de estudios es simplemente inadmisible. Desde 1968 en nuestro país no se veía la toma de una institución educativa en estas condiciones y, como sociedad, pensamos que jamás volveríamos a ver este tipo de escenas y mucho menos en medio de un entorno globalizado y revolucionado por los medios electrónicos de comunicación, como vivimos actualmente, lo que envía un mensaje equivocado a nuestra sociedad y a nuestras naciones”, señaló el Consejo  en un comunicado.

Patronato lamenta la falta de diálogo

El nuevo patronato de la universidad acusó que los vicerrectores no han aceptado una reunión porque anteponen sus intereses sobre la educación de los estudiantes.

 Adalberto Ramos, secretario del nuevo patronato dijo que es lamentable que los desconozcan, pues recordó que los vicerrectores deben velar en “todo momento porque no haya afectación en la comunidad estudiantil”.

“Deben ver por los estudios y la continuidad académica, pero no nos permitieron reunirnos con ellos”, dijo a e-consulta.

Cecilia Anaya Berríos, vicerrectora Académica y María del Carmen Palafox Ramos, vicerrectora de asuntos estudiantiles emitieron un comunicado donde aclararon que no tendrán reuniones con el nuevo patronato hasta que exista certeza legal de quien tiene este nombramiento y advirtieron que sólo rendirán cuentas al patronato que preside Margarita Jenkins de Landa y al rector Ernesto Derbez Bautista.

Adalberto Ramos señaló: “ofrecimos una mesa de diálogo con los vicerrectores para  que el cambio de la administración se lleve de la mejor forma. Sin embargo la  respuesta fue negativa y es bastante desafortunado, lamentable; están anteponiendo otros intereses a los que les corresponde”, declaró.

A pesar de la situación, convocó a las autoridades académicas a mantener el diálogo y aclaró que por esta situación no habrá despidos. 

“Nosotros seguimos apostando porque se concrete el diálogo, seguiremos esa línea, confiamos en que los vicerrectores, antepongan la comunidad estudiantil. Nosotros confiamos en que sí se va a llevar bien”, comentó.

FIMPES respalda a la UDLAP

A su vez, la FIMPES, en un pronunciamiento público, pidió que las diferencias legales en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) no afecten su tarea educativa.

“Esta federación exhorta a las partes involucradas en las situaciones y hechos que generaron esa desafortunada situación, a buscar y encontrar con apego a la ley, caminos de solución a sus diferencias que no afecten el ámbito académico ni la tarea educativa de la institución”, señaló.

Las universidades afiliadas a la FIMPES también indicaron que la UDLAP es una institución con calidad acreditada y han estado a su cargo importantes  aportaciones académicas, de investigación y económicas en Puebla y el territorio nacional.

Además respaldaron a los funcionarios la UDLAP a los que calificaron como un “un grupo capaz y eficiente” que ha realizado a lo largo de los años importantes aportaciones de investigación y contribuyendo al bienestar de miles de graduados.

A nivel local, las universidades privadas que integran el Consorcio Universitario y organismos empresariales también han respaldado a la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Consejo Empresarial pide liberar instalaciones

El Consejo Empresarial de la UDLAP reiteró su confianza en la ley y en la labor de las autoridades universitarias pero pidieron liberar las instalaciones a la comunidad universitaria.

“Somos un país de instituciones por lo que este Consejo reiterar su confianza en la ley y la labor de las autoridades universitarias y hace un llamado urgente a respetar el estado de derecho y a devolver a la comunidad universitaria su campus”, señaló en un documento.

Agregó que en sus 81 años de existencia, la UDLAP se ha consolidado y posicionado como una de las mejores universidades de educación superior de México y Latinoamérica por lo que así debe mantenerse.

“Este Consejo es testigo del crecimiento, espíritu social y ético con el que se ha dirigido la institución y reconoce el alto beneficio y de cambio que ha representado la institución a lo largo del tiempo para el estado de Puebla y México”.

El Consejo Empresarial de la UDLAP está compuesto por 26 integrantes, entre ellos Marco Antonio Morales Castro,de la UDLAP;  María de los Ángeles Fernández Barberena, de VRF Associates; Mario Eduardo García Lecuona Mayeur, de INTERCAM Grupo Financiero; Mark James McGuiness Capwell ,de Grupo Xenon.

UDLAP inicia campaña

En redes sociales la UDLAP inició una campaña de respeto a la casa de estudios con el hasta #ComunidadUDLAP y #YoSoyUDLAP

“El respeto a nuestra casa de estudios es nuestro mayor objetivo, necesitamos recuperar la casa”, señala en mensaje acompañado de una videograbación.

En el video se pueden observar imágenes del operativo del pasado 29 de junio en el que policías estatales ocuparon la universidad