El Gran Premio de Austria que está fechado para este domingo 4 de julio será un evento especial para el mexicano Sergio Pérez debido a que se trata de su carrera número 200 como piloto de la Fórmula 1, por lo que el tapatío asumirá este compromiso con gran sentimiento debido a que buscará revancha en el mismo circuito donde el pasado fin de semana (durante el GP de Estiria) se quedó a medio segundo de alcanzar nuevamente un podio con Red Bull.

"No puedo creer que esta sea mi carrera número 200. Tengo muchas ganas de correr en el mismo sitio durante un segundo fin de semana, porque esto me dará una mejor comprensión aún del coche", señaló ‘Checo’ mediante conferencia de prensa.

El piloto mexicano finalizó en el cuarto sitio en el pasado GP pasado que se corrió también en el Red Bull Ring, y aunque no pudo subir al podio, recolecta las experiencias para mejorar este fin de semana y superar lo hecho hace unos días.

"Ahora tengo muy buenas referencias del fin de semana pasado y sé dónde necesito mejorar. También será interesante ver en qué medida afectará el cambio de los compuestos de los neumáticos el rendimiento y la estrategia durante todo el fin de semana", agregó Pérez.

Finalmente, el automovilista de 31 años ya con dos podios en Red Bull, mencionó que sería muy "especial" volver al podio y más todavía hacerlo en la carrera de casa para seguir con el aporte a su equipo que busca mantenerse en la cima, tanto del campeonato de constructores como de pilotos, categoría que lidera su coequipero Max Verstappen.

"Creo que podemos hacerlo muy bien este fin de semana y sería muy especial subir al podio aquí, en nuestra carrera de casa y poder asegurar más puntos para el equipo", concluyó.

Foto: Twitter