Un fraude millonario se gestó desde el 7 de agosto del 2019 cuando el gobierno del estado de Puebla y la Congregación Mariana Trinitaria (CMT) firmaron un convenio al que llamaron Estrategia Alianza Felicidad, que prometía mejorar las condiciones de marginación y pobreza con apoyos en especie que nunca fueron recibidos en algunos municipios del estado de Puebla.

La estrategia conjunta con la asociación civil oaxaqueña fue una de las acciones más aplaudidas por el gobernador Miguel Barbosa Huerta quien a través de un comunicado del gobierno estatal publicado el 7 de agosto del 2019 dijo:

“hay que reconocer de manera muy especial este tipo de esfuerzos que no están vinculados a ningún partido político ni organización política, así como a ningún propósito clientelar que haga un desvío o una operación ilícita de recursos”.

Sin embargo, 18 meses más tarde resultarían quejas por parte de pobladores y ayuntamientos como Coronango, Rafael Lara Grajales, Chapulco, Atlixco, San Andrés Cholula, e incluso Puebla Capital, quienes habían solicitado a través de esta estrategia, tinacos, láminas, leche, calentadores solares y otros artículos que nunca llegaron.

La molestia de los pobladores fue que ellos entraron a este proyecto para obtener algún bien, para lo cual aportaron una parte del recurso económico, pero después se quedaron esperando y aunque cuestionaban a sus presidentes municipales, ellos solo indicaron que era un problema directo con la Secretaría de Bienestar encabezada por Lizeth Sánchez García.

Al cuestionar a la secretaria, en varios de los casos, como el del municipio de Chapulco se dejaron de obtener respuestas, pero los alcaldes se quedaron con el compromiso de la entrega de los apoyos frente a la ciudadanía.

Otro problema que ahora tienen los alcaldes que se quedaron colgados es que la Auditoría Superior del Estado (ASE) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) les están requiriendo informes sobre los recursos que les entregó el gobierno del estado, los oficios de adjudicación de esos fondos o los rendimientos que éstos han generado de noviembre de 2019 a la fecha.

El edil Domingo Córdoba, del municipio de Chapulco, por su parte se ha enfrentado incluso a protestas ciudadanas, debido a que la población lo ha acusado de fraude y aunque él les ha explicado que es un problema con el gobierno del estado, la población exige la devolución de su dinero.

El presidente municipal de Coronango en entrevista con e-consulta, dijo que al municipio llegaron tinacos, pero que la construcción de los cuartos sigue en trámite con la empresa y con la secretaria de Bienestar.

Ante la tardanza en el proceso hay personas que piden que se les regrese su aportación económica.

El alcalde de Rafael Lara Grajales, Jorge Alejandro Vera Palacios comentó que en el 2019 el programa les entregó 551 tinacos y aunque también les dijeron que les darían calentadores, desde entonces no les han dado respuesta.

Sin embargo, al cuestionar a la Secretaría de Bienestar por el apoyo restante le respondieron que “ya no alcanzó el dinero para su municipio”, a pesar de que los pobladores ya esperaban el apoyo.

La Congregación Mariana Trinitaria (CMT) entregaría hasta 450 millones de pesos para esta estrategia, con la condición de que el gobierno del estado y los ayuntamientos contribuyeran, en conjunto, con una suma similar.

Lo recaudado sería empleado para adquirir tinacos, calentadores solares, láminas, material de construcción, leches y despensas, en algunos municipios como Tetela de Ocampo, esto fue una realidad, pero en otros no.

Los convenios con 56 ayuntamientos se firmaron en noviembre de 2019, y a los pocos días el gobierno estatal depositó diversos montos, hasta por un total de 150 millones de pesos, dependiendo de las necesidades de los municipios.

Secretaría de Bienestar también se vio involucrada en fraude de la Capital

Habitantes de al menos 16 colonias de la capital del estado acusaron fraudes que ascienden los 100 mil pesos por parte de supuestos empleados de la Secretaría de Bienestar en conjunto con Alianza Felicidad tanto a nivel federal como estatal.

En entrevista con e-consulta, los representantes de colonias de Puebla señalaron a la ciudadana Yasmín Carolina Aguilar por cobrar por supuestos apoyos a los vecinos y nunca entregar los beneficios.

Se trataba de que los colonos podían adquirir calentadores solares, leche, láminas y tinacos a través de presupuesto participativo pagando solo el 50 por ciento de su valor original.

"Carolina Aguilar se presentó como una trabajadora de la Secretaría de Bienestar tanto a nivel federal como estatal, traía su chaleco guinda y su identificación que la acreditaba como empleada del gobierno, lo primero que nos vino a ofrecer fueron unas despensas, en ese entonces todavía no había contingencia", comentó una de las afectadas.

Las colonias afectadas por este hecho son:

 

  1. Colonia San Alejandro la Providencia.
  2. Bosques de San Sebastián.
  3. Colonia Gonzalo Bautista.
  4. Colonia Santa María.
  5. 16 de septiembre sur.
  6. Satélite.
  7. Paraíso del Ángel.
  8. Luz Obrera.
  9. San José Cuatro Caminos.
  10. San José de las flores.
  11. La María.
  12. Misiones de San Francisco.
  13. Almecatla.
  14. Unidad Volkswagen II
  15. Santorum.
  16. Otras colonias de Cuautlancingo.

Sin embargo, aunque la mujer entregó recibos membretados con el logo de la Secretaría de Bienestar, los mismos colonos señalaron que era una persona que en realidad no trabajaba ahí y que los engañó para obtener beneficios.

Otros fraudes en los que figura la Congregación Mariana Trinitaria

Una situación similar ocurrió en marzo del 2019 en el estado de Tamaulipas, dónde al menos 15 personas pagaron por tinacos que nunca les entregaron, a pesar de que ya habían pasado dos años.

La denuncia en ese estado fue presentada por el líder social Edilberto Cruz Salas de la colonia agrícola “Francisco Gonzáles Villarreal”, a quien contactó una mujer de nombre Azucena Lara Cuellar, quien dijo ser representante regional de la Congregación Mariana Trinitaria (CMT), en un primer momento cumplió con la entrega sin contratiempos, pero en la segunda ronda desapareció con los mil 240 pesos que aportó cada ciudadano.

Cabe mencionar, que en este caso también colaboró con la secretaría de Bienestar del gobierno del estado de Tamaulipas.