En la víspera del aniversario número 68 de la enigmática Arena Puebla no existen cosas claras respecto a un posible retorno, pues el centro por excelencia de lucha libre en la ciudad también tuvo que cerrar sus puertas hace más de un año debido a las consecuencias del coronavirus.Sin embargo, Puebla ya ha reabierto algunos inmuebles deportivos como los estadios Cuauhtémoc y Hermanos Serdán, faltando el coloso de la colonia El Carmen en esta lista. 

De acuerdo con información bien detallada por el portal Diario CAMBIO, la continuidad de esta histórica sede se encuentra en peligro y no precisamente debido al virus, pues ahora serían los administradores quienes se oponen a la reapertura de la Arena Puebla por una situación añeja que dejó daños considerables.

Aunque ya hubo un primer acercamiento entre los encargados del inmueble y la Secretaría de Gobernación Estatal, la administración no ha iniciado el proceso para la revisión de protocolos de sanidad debido a que “el empresario” se opone a una revisión general y de protocolos de sanidad debido a los daños estructurales que el templo del dolor arrastra desde el sismo del 19 de septiembre de 2017, algo que muy probablemente implicaría cerrar las puertas de manera indefinida.

El cuadrilátero que albergó desde peleas de box hasta eventos luchísticos de primer nivel llegaría a su aniversario número 68 el próximo 18 de julio, con lo que normalmente se esperaría una función especial para dar pie al festejo. No obstante, desde el año pasado y con la llegada del virus la situación cambió por completo y es casi un hecho que esta función tendrá que volver a cancelarse, aunque ahora por motivos distintos.

En contraparte a esta 'escena' (y con semáforo epidemiológico en color verde) tuvimos este año las reaperturas de la casa del Club Puebla y de los Pericos, además de la ya famosa Arena Coliseo de San Ramón que volvió a la actividad de forma 'legal' en este junio. 

Todo quedó en preguntas

El citado medio refiere que el personal encargado de la Arena se acercó a Gobernación para pedir informes, pero que ya no regresaron. Esto, luego de que la administración del recinto que encabeza Benjamín Mar se reuniera con la Secretaría de Gobernación del estado para saber qué medidas se tienen que ejecutar para que regrese la afición a las gradas, pero cuando se enteraron del procedimiento a seguir, no continuaron con el mismo.

Aunque parecen echarse la bolita, al interior de la dependencia hay voces que señalan que Benjamín Mar "no ha hecho el más mínimo esfuerzo por entregar las medidas de sanidad a la Coordinación Estatal de Protección Civil", algo que haría posible la luz verde y el consiguiente regreso del espectáculo a la histórica Arena Puebla.

El protocolo que realiza Protección Civil para dar aprobación a que un inmueble tenga de nueva cuenta afición es una visita al recinto, donde se verifica la afluencia que puede recibir. Sin embargo, este sería el principal problema por el que no se ha hecho, pues la Arena tiene un daño estructural desde el sismo del 19 de septiembre de 2017. 

Asimismo, algunos comerciantes de la zona refirieron que la administración del recinto ha evitado a toda costa tener visitas de las autoridades por el temor de que cierren el templo del dolor poblano y que con ello se vea finalizado su negocio debido a la falla.

También señalaron que a medida que pasa el tiempo y con las nulas restricciones de las autoridades, estas fallas estructurales se han hecho cada vez más grandes y temen que un día pueda suceder una tragedia, pues el ambiente propio de la lucha libre y los golpes al piso que se generan al interior de la arena, propios del público y los gladiadores, lo han deteriorado.

Aunque es una situación que afecta a muchos, uno de los habituales luchadores en este recinto señaló que no hay fecha para un posible regreso al ring y desconoce si el Consejo Mundial de Lucha Libre (https://m.e-consulta.com/tags/CMLL) (CMLL) tiene conocimiento de la situación, con todo y que la propia Arena haya anunciado el pasado 14 de junio pasado que una eventual reapertura se encontraba cerca.