64 personas muertas y 180 resultaron heridas como saldo de un ataque aéreo de fuerzas gubernamentales contra un mercado en la localidad de Togoga, en la región del Tigray.

Mulu Atsbaha, consejero encargado de salud infantil y materna en el gobierno regional mencionó que el ataque aéreo se produjo en el mercado de la zona, por lo que un gran número de personas resultaron heridas.

El coronel Getnet Adane, portavoz del ejército etíope, declaró que las fuerzas federales habían llevado a cabo una "operación" en la aldea de Togoga el martes, pero dijo que se había dirigido exclusivamente a los combatientes leales a las antiguas autoridades regionales.

Según el coronel Adane, la operación se llevó a cabo contra los combatientes concentrados en Togoga para celebrar lo que llaman “la fiesta de los mártires", en la que recuerdan el bombardeo que sufrió la ciudad tigrayana de Hawzen el 22 de junio de 1988 durante la guerra civil.

"No es posible que estos (rebeldes) bailen armados para celebrar el llamado Día de los Mártires y puedan al mismo tiempo llamarse civiles cuando son blanco de una operación militar. Esto es inaceptable".

Este balance fue elaborado con información recogida por "dirigentes locales y la población de Togoga", precisó un miembro de la administración regional establecida por el gobierno federal en Adís Abeba tras una operación militar en noviembre contra las autoridades regionales disidentes del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF).

La operación se ha convertido en un conflicto que ha durado más de siete meses, marcado por numerosos relatos de abusos contra la población civil.

Con información de Milenio.