Este martes Israel superó, por primera vez en meses, el centenar de casos positivos a Covid-19. Esto en medio de un progresivo aumento de los casos con más del 90% de infectados por la variante Delta, entre los cuales el 40% ya estaba vacunado.

El país, con más de nueve millones de habitantes, había regresado prácticamente a la normalidad, con una tasa de mortalidad en el mínimo desde abril, desde hace una semana canceló la obligatoriedad de llevar mascarilla en interiores.

Hoy, el Ministerio de Sanidad informó de 105 nuevos contagios en las últimas 24 horas. En total, 397 casos están activos con 51 personas hospitalizadas, de las cuales 24 están en situación grave con 18 conectadas a respiradores.

Los datos, pese a ser todavía bajos, están preocupando a las autoridades israelíes por la tendencia y el nuevo primer ministro, Naftalí Benet, aprobó esta semana un refuerzo para controlar la cuarentena obligatoria de los retornados del extranjero sin vacunar, así como los controles en el aeropuerto internacional de Ben Gurión.

Además, el día de ayer el Ministerio de Sanidad recomendó “firmemente” la vacunación entre los menores de entre 12 y 15 años tras los brotes detectados en dos ciudades del país que han obligado a cerrar centros escolares.

Más de 5.1 millones de residentes en Israel han recibido las dos dosis desde que se iniciara la rápida campaña de vacunación a finales de diciembre y los contagios cayeron drásticamente lo que llevó a levantar la mayoría de las restricciones.

Con información de Forbes.