El joven sinaloense Manuel Castro, quien forma parte de la Academia de Pericos de Puebla en Atlixco, fue signado por la organización de Grandes Ligas de los Padres de San Diego como pitcher prospecto, lo que le conducirá a iniciar su proceso con miras a un posible debut en la gran carpa.

Durante una conferencia de prensa dirigida por la directiva esmeralda, representada por su vocero Ramón Ramírez, se hizo oficial este convenio que llena de orgullo a la institución al seguir en estricto apego con la intención de proyectar a los jóvenes con talento para mejora del beisbol nacional.

"Como Pericos de Puebla es un gusto ser una plataforma para que busquen sus sueños, como institución nos hemos posicionado bien en los ojos de equipos importantes de la MLB, hoy se reitera esta visión que tiene José Miguel Bejos, presidente del club, por el desarrollo de los jugadores", dijo Ramón Ramírez.

De igual forma, destacó que para el club emplumado es sin duda motivo de orgullo que la organización sirva de catapulta para cumplir los sueños de jóvenes como Manuel, quienes persiguen desde pequeños el sueño de convertirse en jugadores profesionales en la Major League of Baseball (MLB).

Por su parte, Emmanuel Rangel, scout de los Padres de San Diego, reveló que para el club es una alegría haber llegado a un buen acuerdo con Castro, pues se trata de un joven de grandes cualidades que habrán de potenciarse en el corto plazo, ello luego de un estricto seguimiento que al sinaloense dieron desde un par de años atrás.

“Estamos muy emocionados con la firma de Manuel Castro, para nosotros es un muchacho que proyecta a ser un pitcher abridor a futuro, le dimos seguimiento desde hace un par de años, pero con la pandemia lógicamente todo se paró, en una visita que regresamos aquí a Puebla lo vimos, vimos muchas habilidades en él, confiamos que él pueda llegar en un proceso, no es fácil pero en algunos años más verlo en las Grandes Ligas".

Finalmente, el juvenil se dijo muy feliz y orgulloso por lo acontecido y el interés del equipo estadounidense, que no es más que el producto de su trabajo y esfuerzo diario. Además, señaló que el esfuerzo y trabajo continuo con la clave para todos aquellos que como él quieran llegar lejos dentro del deporte organizado, donde no hay más que la constancia y el empeño derrochado.

"Me siento muy feliz, muy orgulloso de mí mismo, claro que me siento preparado mentalmente y físicamente en este camino que quiero lograr y a seguirle echando ganas nada más. Trabajar, ir y mantenerme ya estando allá en Grandes Ligas. Nunca se den por vencidos, si es algo difícil, pero no imposible, por más que digan ya no puedo, seguir trabajando y trabajando hasta poder conseguirlo".

Castro, serpentinero de posición, aseguró que su poder en el brazo lo refleja con sus lanzamientos, donde destacan su slider, la recta y los cambios, con una velocidad promedio de 92 a las 93 millas por hora.

Foto: Instagram