Luego de que la empresa textilera RioSul fue sorprendida realizando descargas clandestinas de agua residual, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en Puebla, Luis Espinosa Rueda, consideró que las descargas municipales y la industria en Tlaxcala son lo que más contamina el río Atoyac.

El representante de la industria de la transformación en Puebla, explicó que hay varios problemas respecto al tratamiento de aguas residuales, sin embargo consideró que uno de los principales es que el agua ya viene contaminada en el río Atoyac desde su afluente en Tlaxcala.

El empresario también señaló que las descargas de aguas residuales por parte de los municipios están menos reguladas y suelen ser más contaminantes que las de la industria, por lo que debe de haber una mejor regulación respecto a los residuos que llegan a ríos como el Atoyac.

"El río Atoyac ya nos llega muy contaminado de Tlaxcala; es el primer problema (...) Las industrias son señaladas muy cómodamente por los ayuntamientos de ser las que más contaminan, cuando la mayor contaminación, por mucho, son los municipios, mucho más que las industrias; las industrias son más reguladas más vigiladas", justificó.

Respecto a las plantas de tratamiento, reconoció que muchos parques industriales no tienen instalado un drenaje que pueda llegar a una planta tratadora general, por lo que muchas empresas recurren al pre-tratamiento de sus aguas residuales.

No precisó el número de empresas que cumplen con tener una planta tratadora de agua, aunque señaló que, por experiencia, sabe que las grandes industrias sí las tienen; algunas medianas empresas también, pero no tienen un censo sobre las empresas textileras, pues dijo que por norma "todas deberían de tenerla".

Presentarán plan de tratamiento municipal

Espinosa Rueda explicó que hasta el momento no tiene ningún reporte de que alguna de las empresas afiliadas a la Canacintra en Puebla haya sido sancionada por un mal manejo de aguas residuales o algún otro tema de contaminantes, no obstante se encuentran diseñando proyectos para poder presentarlo a las autoridades, para separar las descargas de aguas dependiendo del giro en el que fueron utilizadas, a fin de que se pueda realizar un tratamiento más eficaz.

Dicho proyecto también ya ha sido presentado al presidente municipal electo de Puebla Eduardo Rivera Pérez y prevé centrarse en los aceites que vierten restaurantes, talleres, lavanderías, a fin de que pueda ser utilizado en la industria como combustible, tras un proceso de tratamiento.